Something Blue: preparando la boda. 

Un estudio sobre lo que no vimos en la serie

por demoniodehiel

 

    Giles: ...Don't you realize what you're doing?
    Buffy: Living my dream.


   
   Es indudable que en el capítulo 4X09 Something blue no nos enseñaron todo lo que hubo, ni de casualidad. A un avezado vigilante como Rupert Giles no se le iba a poner semejante dolor de cabeza por cuatro besitos... al menos tuvieron que ser cuatro mil quinientos doce, tres mil diecisiete de ellos con lengua. Además, tuvo que escuchar seguro el ruidito de la goma del sujetador de Buffy haciendo plafff y algún botón de la bragueta de Spike saltando para ponerse tan nervioso.

   Bueno, a lo que iba, que me descentro. Que vamos a proceder a un riguroso estudio científico de las importantes ramificaciones que comporta la curiosa, hasta el momento nunca vista en la serie y desde luego impresionante situación de nada menos que La Cazadora y su Big Bad favorito (que era el favorito no nos lo negará nadie ¿verdad? Que hasta Riley se dio cuenta el mismo día que lo conoció) comprometidos para casarse y metiéndose meno en Something blue.

   Porque se podria uno preguntar muchas cosas de este episodio, y de esta situación, acerca de muchos puntos que quedaron sin resolver, tan oscuros como importantes. Como  por ejemplo ¿dónde se iban a casar finalmente? ¿El vestido de Buffy cómo iba a ser? ¿Y las invitaciones? ¿Cómo iba a ser la tarta, de qué sabor? ¿Y dónde iban a vivir luego de casarse? ¿Y de qué demonios, si ninguno de los dos trabaja?

    Vamos a intentar arrojar algo de claridad sobre tan interesantes y vitales cuestiones en este estudio. 
 


La petición de mano




   Como vimos en la serie, la petición de mano de Spike a Buffy, aunque sorpresiva y de apariencia un tanto apresurada, cumple con todos los requisitos que la formalidad y la decencia imponen. En el hall del apartamento de Giles (casa paterna), Spike pide la mano de Buffy de rodillas, como mandan los cánones. Cogiendo delicadamente la manita de ella le ofrece un anillo de pedida (uno punk en forma de calavera horrenda) y el "padre" o tutor de la joven está presente. No ve, y además se ha quedado sin habla por el trauma, pero bueno, que tampoco estamos en el siglo XIX, la niña puede decir que sí sola después de todo.
Y lo dice, entusiasta y emocionadamente, con los ojitos llenos de lágrimas, un largo y húmedo beso y un gran abrazo a su ya puesto en pie flamante novio.

  Luego agita entusiasmada su anillo de compromiso como haría cualquier muchacha, ante los ojillos miopes e incrédulos del vigilante, dicho sea de paso sin soltar a Spike. (Parece que la niña le tenía ganitas)

Así que por esta parte lo vemos todo de lo más correcto y encantador. A un lado puede verse todavía la cuerda con la que Buffy iba a atar a Spike a una silla, y minutos antes se estaban pegando y discutiendo acerca de sacos de stunts y de hacerse pedazos el uno al otro pero eso no son más que naderías circunstanciales que no vienen al caso. La petición de mano ha sido perfectamente correcta. ¡Buffy y Spike están prometidos formalmente!

    Así que ahora toca preparar la boda.
 

 

La lista de invitados

 

    Estamos casi seguros de que todos los scoobies estaban invitados a la boda de Buffy y Spike, al menos por parte de ella. Lo que ya no tenemos tan claro es si asistirían con mucha alegría, eso es otro asunto, pero bueno no a todo el mundo le gustan las bodas. 

    Xander en principio parece que no iba a la boda, estaba tachado de la lista de invitados. Así lo dice Spike cuando malévolamente el muchacho duda de la eternidad y sinceridad del simpar amor que Spike y la Cazadora se profesan. Anya no sabemos a ciencia cierta si finalmente dejaría de asistir por solidaridad con su prometido, o por el contrario asistiría al evento. Nos hemos acabado inclinando por lo segundo, dado el carácter mundano, egoísta y francamente vividor de la ex- demonio, que para rato se iba a perder un fiestón con tarta, copas, baile, Spike que no puede estar más bueno y al que seguro que iba de dama de honor con vestido bonito (Anya, Spike es el novio). 


Xander horrorizado por haber sido taché de la lista de invitados

    De todos modos es muy posible que a última hora a Xander se le levantase el terrible castigo, bien por intercesión de Anya, bien de Buffy que siempre ha sido blanda con él y le ha perdonado todas las ofensas. Con lo que podemos contarlo finalmente entre la lista de invitados a la más sonada boda entre los scoobies. Hacemos notar de todos modos si tanto ponerlo y quitarlo de la lista no le causaría algún tipo de trauma al chaval, así como ver que Anya iba a asistir en primera fila y de dama de honor sin él, que le impediría cumplir con hombría sus deberes más adelante, en la sexta temporada cuando le tocara a el mismo pasar por el altar. O quizás el ver lo requeteguapo que estaba Spike preparándolo todo y metiéndose mano con Buffy por todos los rincones disparó en Xander algún tipo de fijación castradora anti-marriage.  En fin, que baje Freud y lo diga, nosotros no especularemos más. 

   Por parte de Buffy también sabemos que está invitado el pobre y desconcertado Riley, ella misma lo invita a la boda en la calle, cuando se lo encuentra frente a la tienda de vestidos de novia. Así que imaginamos que aunque sea por cortesía le dirá eso de "tráete a tus amigos" o al menos "a tu pareja", con lo que Forrest irá seguro. Y así tenemos en la lista de invitados de la boda del hostil 17 a los soldados de la Iniciativa, lo que no está exento de belleza poética si lo pensamos bien.
(Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la profesora Walsh no  estaría invitada al evento.)

    Es posible que también fueran invitados otros familiares y amigos de Buffy, porque la niña parece que cuaderno de notas en mano quiere hacer un bodorrio por todo lo alto. Contamos pues con su padre y su actual compañera (la que sea), algún amigo para su madre, tías y tíos, primos si los hay, amigos del colegio, Cordelia que seguro que vuelve de L.A. propio con un modelazo y del brazo de Angel a poder ser bien agarrada, y toda esa fauna familiar que aparece siempre en las bodas y los funerales y a la que por lo general no conocemos.

   Por parte de Spike no estamos muy seguros de quién habría asistido a excepción del padrino (ver apartado padrinos) porque en la cuarta temporada no se puede decir que el vampiro tenga muchos amigos en la ciudad. De hecho los que le conocen, le persiguen (los soldados, Pangs) o le pegan (todos los demás, Goodbye Iowa). Dejamos pues esta parte de la lista en el terreno de la especulación, que lo nuestro contrariamente a lo que pueda parecer no son los fanfic UA.

   Hacemos excepción de su ex Drusilla, a quien suponemos que Spike sí se daría el gusto, o más bien el gustazo, de mandar invitación a su boda con Buffy. Pero bueno, puesto que la vampira ya sabía que Spike estaba colado por la Cazadora desde la segunda temporada, según nos enteraremos luego, a lo mejor hasta ya se había encargado el vestido, que nunca se sabe hasta dónde llegan los poderes de premonición, o lo útiles que pueden ser para preparar el fondo de armario
  



El vestido de ella
 

 
 

    En toda boda que se precie lo que más da que hablar (de hecho, durante generaciones) es el vestido de la novia. Por eso hay que elegirlo con muchísimo cuidado, si no queremos que hasta la nieta de nuestro bisnieto se parta de la risa viendo las fotos de la tatarabuelita loca. Estamos seguros de que Buffy, a pesar del hechizo, se habría esmerado todo lo posible en la elección de tan importante prenda con la que toda jovencita casadera ha soñado alguna vez (aunque sea en forma de pesadilla). 

    A Buffy ya le conocemos un amago de vestirse de novia, en un sueño bangel que sale en la tercera temporada. En él aparece vestida de blanco en una iglesia etc etc, como toda adolespava que se precie. Lleva velo y cola y ramito de flores. Perfecto. Una encantadora y convencional imagen.
Luego en el mismo episodio Something blue traumatiza al pobre Riley quedándose embobada en un escaparate donde se expone otro traje de novia bastante mas sencillo, también blanco. Por otra parte la figurita de plástico que ella lleva a la casa, con intención de ponerla en la tarta nupcial, también lleva vestidito blanco.

    De todo esto podemos deducir que Buffy a lo mejor se quiere casar de blanco.

  También deducimos que le da lo mismo el vestido, con tal de que sea nupcial, y que lo que le importa a la pobre Buffy es la palabra novias en la portada de la tienda y/o la revista de modas, porque está absolutamente obnubilada por el hechizo y los abdominales de Spike (y más cosas que encuentra por ahí, véase mismamente esta foto delatora)


 

    También, en la conversación acerca de la sosez de los muñequitos de plástico, dice a Spike que pondrá sangre en las comisuras de la boca del vampiro, de lo que podemos colegir que ya no es tan sosoñoña como cuando soñaba con ser la mujer del aburrido Angel bueno buenísimo de la muerte y lleno de alma.
¡Porque ahora le pone su chico malo!

  Y no olvidemos un punto importante: en el capítulo Halloween de la segunda temporada, cuando Buffy toma conciencia de que está encaprichada de un tío de siglos pasados, se pone a intentar parecerse a las mujeres del dieciocho, con la lógica difusa típica femenina que por desgracia compartimos todas (que si... que va con el cromosoma doble X me temo, no le pasa sólo a Buffy) y ahora se ha enamorado y se va a casar con otro del siglo diecinueve. Es muy lógico pensar que la Cazadora va a agotar las existencias de corsés, lazos, ligueros, encajes y pololos largos de todas las tiendas de lencería de Sunnydale y alrededores para prepararse para su prometido, sea vampiro punkarras o no.

    Así que podemos aventurar que el vestido elegido por Buffy en estos momentos sería algo más o menos así: una especie de vestido básicamente blanco, pero quizás con algún toque más lanzado a lo gothic lolita por no ser tan re-cursi convencional porque está requete ñoña enamorada y fluffy con su William pero a la vez está enamorada de un vampiro sanguinario (por atontado que esté él también). Y manteniendo de todos modos la estética decimonónica en lo posible, por aquello de ponerlo calentito con la cosa de los puntillas, corsés y lacitos abundantes complicados de desatar.
En resumen, un vestido que es un lío de mil pares, símbolo del que ella misma lleva en su interior. Bueno, ambos dos. Virginal pero lanzado, cursi ñoño pero atrevido romántico vampírico amoroso fluffy puppy nupcial, y eso sí, con muchos encajes. Todos los que había en la tienda.





   Y ojo, que no descartamos que después de todo no se lo piense mejor y aparezca vestida con un modelito como éste.



 


El traje de él

 
    Por suerte los hombres siempre son menos complicados en estas cosas. Bueno, casi siempre.

    Estamos casi seguros de que la naturaleza del hechizo de Something blue, aunque también realizado por Willow, no es tan devastadora estilísticamente hablando como el que veremos más adelante de Tabuela rasa, por lo tanto podemos afirmar sin riesgo a equivocarnos que Spike no pensaba asistir a su boda vestido de Randy Giles.


    Por otra parte, y ciñéndonos a las figuritas de plástico que Buffy dice que son un retrato casi perfecto de ellos dos, donde observamos que el novio va vestido de negro brillante, y conociendo los gustos de Spike, podemos pensar que se va a casar manteniendo maneras y estética punk, con su abrigo de cuero pulido y cepillado para la ocasión. (Las botas no se las cepilla nunca))
 


 

Claro que no hay que descartar que Spike también puede sorprendernos a todos y en un ataque mitad de Willianismo, mitad de rebeldía, mitad* de complacer a su enamoradísima novia cursi-ñoña, aparecernos vestido de poeta romántico decimonónico, o por ejemplo con un traje de novio blanco inmaculado como el de la foto.  

 
Imagen de darkwaif from Rapsody in oil used with permision.
 

En todo caso lo único que cabe hacer es rogar por que al menos los dos se pongan de acuerdo antes de salir de casa.
 

* Soy de letras puras qué pasa
 

 


Los padrinos

   
    Madrinas

    Dado su estado de atontolinamiento terminal, Spike habría sido muy capaz de solicitar como madrina a Darla. Gracias a los dioses (para Spike) la matriarca del clan de los Cuatro no se cuenta entre los “vivos” en estos momentos, o Spike habría ido a su boda atravesado por una estaca. O sea que Buffy habría sido después de todo la señora de Montón de Polvo.
La mamá de Spike tampoco esta disponible para conducirlo del brazo al altar, claro. Aunque no hubieran ocurrido los terribles hechos de los que sabemos por Lies my parents en la séptima temporada, la señora habría muerto de muerte natural hará lo menos cien años.

    Estamos pues más que seguros de que Spike le pediría a Joyce que lo lleve del brazo al altar. Total, ya le pidió caramelos una vez, y otra le pidió chocolate, pedirle que lo lleve a casarse con su hija es casi lo mismo. Y por parte de Joyce, una vez le pegó a Spike con un hacha. Ahora que va a ser su suegra es de lo más apropiado que se vaya acostumbrando a conducirlo del brazo por donde ella diga ¿no?
La madrina  de Spike sería pues Joyce seguro.

    A Buffy que la lleve Willow, es su mejor amiga y además la culpa de todo este embrollo es suya. Aunque Willow siempre es de temer respecto a la indumentaria: puede aparecer vestida con cualquier cosa. Recordemos su fantástico disfraz de esquimal, o su sábana de fantasma, o para no complicarnos, su vestuario pret a porter o sea el habitual de siempre que ya es bastante aterrador... como también es de carácter tímido a la par que indeciso y fácilmente influenciable, nos tememos que aconsejada por alguna de las invitadas de la parte del novio, terminase con algún modelito de madrina parecido a éste:
 

   
    Padrinos

   A Buffy la vemos pedirle amorosa y tiernamente a Giles que la conduzca al altar en el lugar de su verdadero padre. Petición que es acogida por el vigilante con una mezcla de patatús y ataque de risa nerviosa, posiblemente a causa de la sorpresa y la emoción. No sabemos si finalmente diría que sí, es de suponer que lo haría porque ¿cómo se iba a resistir a los pucheritos y miradas tiernas de su niña en estado de atontolinamiento terminal? O sea que Giles sería el padrino de Buffy.

   Y estamos seguros de que después de pucheros, celos, protestas, más pucheretes, rabietas y tonterías, y de meterse con su pelo y con sus camisas, al que finalmente llamaría Spike para que lo llevara al altar iba a ser a Angel. Al fin y al cabo es su daddy.

    Si el vampiro moreno consigue levantarse del suelo y reaccionar a tiempo antes de la boda, eso ya es otra historia.*


*No, y pensadlo, en serio. Quizás no es tan descabellada la cosa. ¿Se resistiría Angel a la ocasión de vestir un traje de marca, zapatos italianos nuevos y una camisa-de-raso-con-chorreras.a-lo-Angelus de 2000 dólares? ¿Por aguantar la nadería de que Buffy se le case con otro? Vale, ¿de que Spike se le case con otra? Bueno a lo mejor eso último sí que es demasiado para el realmente.
 



La tarta

 

    De la tarta conocemos lo principal, el adornito de encima. Consta de las dos clásicas figuritas de plástico representando a los novios, en este caso ambos, muy acertadamente, rubios de bote. Ante las protestas con algo de puchero mimoso de Spike de que él se ve soso, Buffy dice que le pondrán pintura roja en la boca simulado la sangre de la inocente. (En fin, si son tal para cual)
 


 

    Las tartas tradicionales de boda son blancas, o de nata. Pero eso de la sangre a lo mejor les inspira y puede ser pues que la suya acabe siendo blanca pero de rayas rojas. O sea de nata y frambuesa.

    No hay que perder de vista que a Spike le gusta mucho el chocolate (lo vemos comiendo chocolate en la cocina de Joyce, y comiéndose los bombones de Buffy junto a Dawn en Blood ties, y a Buffy como a todas las mujeres también le gusta, de hecho junto a los scoobies en pleno se atiborra de las chocolatinas de Halloween de Giles y hasta tiene un póster de chocolates en vez de tíos buenos en la residencia de la universidad, cosa muy significativa de su chocolate-adicción.

    O sea que también podría ser una tarta de chocolate gigante

    Pero tampoco hay que dejar de lado la naturaleza Barbie-Malibú de Buffy que a veces la impele a decir cosas como "quiero ser una chica normal" y a querer salir con tíos como Riley (o aún peor, como Parker) y tampoco podemos obviar el modo ñoño romántico en que el hechizo de Willow la ha afectado a la pobre, poniéndola más acaramelada que un pastelito de mermelada de fresa con merengue, con lo que podemos esperarnos cualquier exceso de florecitas, perlas, lacitos, adornos rosas y variaciones del tema de nata y manga pastelera.

    Y de ningún modo perdamos de vista la naturaleza vampírica de Spike, por atontolinado y mimosón que esté el pobre (que está y mucho) Algo de siniestro le tiene que quedar por ahí en el fondo. Más en el fondo de donde le está metiendo mano y la lengua Buffy, nos referimos. Y a lo mejor hasta quiere una tarta un poco mas vampire custom con ataúdes, lápidas o quizás incluso de color naranja de Halloween con telarañas y calabacitas, que sabemos que le gustan porque se ve películas de calabazas malditas las noches de Halloween.

    Bueno, que antes de seguir elucubrando y que esto acabe siendo cualquier cosa, podemos aventurar sin temor a equivocarnos mucho, algo como estos dos modelos de tartas nupciales:


   
Modelo elegido por Buffy                                               Modelo elegido por Spike


   Y tras las discusiones, pucheros, pataletas, reproches y más pucheros, seguidos por sesiones de arrumacos empalagosos, este podría ser un bonito y elegante modelo de compromiso entre ambos que sin duda satisfaría a las dos partes. Bueno, a mi me gusta. ¡Y a los muñequitos también!
 


Tarta elegida al gusto de Giles, Willy DeVille y los muñequitos

 



Despedida de solteros


   

    Que parece que haberla, iba a haberla.



   A Spike le preocupa, al parecer, que en la despedida de soltera su novia se ponga una exigua faldita de color teja corta de satén que le saca del armario de la habitación de la residencia (increible, cinco segundos en la habitación y ya le está cotilleando todo) pero a nosotros nos parece mucho más preocupantes otras cosas, la verdad.

   No que Spike se traiga invitados vampíricos, no que se apunten los soldados de la iniciativa de parte de Xander, o que Drusilla vaya a ir en el grupo de las chicas... no que acaben echando abajo el Bronze, o que terminen en la zona de bares de demonios de Sunnydale.
Lo realmente preocupante es dejar a Spike a solas a merced de Giles y de varias botellas de whisky.





    En fin, corramos un tupido velo sobre este asunto, crucemos los dedos y pasemos a la ceremonia.
 


La ceremonia



    En el supuesto de que el novio saliese vivo de la despedida de soltero, y no estuviese en prisión ni en manos del Consejo de Vigilantes, preguntarnos dónde se habría celebrado esta sonada ceremonia es tema casi de tesis.


    Si esta boda se hubiera preparado en la quinta temporada, y no en la cuarta, estamos casi seguros de que la ceremonia habría terminado celebrándose por todo lo alto en el castillo del conde Drácula. El susodicho conde le debe a Spike once libras, esto es un hecho conocido (vaya, el vampiro rubio no ha dejado de quejarse de ello desde hace como cien años) Once libras durante cien años a interés compuesto son... tropotocientos miles y miles de libras, lo menos*. O sea más que suficiente para pagar el alquiler del castillo, las habitaciones por varias noches, bebidas, buffet, la orquesta, las tres vampiras del conde para recoger los abrigos y hasta a Igor como mayordomo. Y si el Conde se pone tonto me lo veo a él abriendo la puerta a los invitados.

Pero...en estos momentos de la serie el lánguido conde aún no ha recalado en Sunnydale, Spike difícilmente estará pensando en él, y aunque lo haga, estamos casi seguros de que Buffy no habría querido ir a casarse a Transilvania.

      Estamos pues en las mismas.

    Buffy insiste discutiendo pegajosamente con Spike en casarse en el parque bajo las hojas de los árboles, cosa a la que él rehúsa por eso de que le brisa mueve las lindas hojitas, sale el sol y llegamos a lo de Señora de Montón de Polvo.

Pero ¿Y si se casan de noche? La noche es romántica, original, oscura (bueno, oscura, claro, o sea, es de noche) y sobre todo, es adecuada para los vampiros.

    Hay varios lugares exteriores en Sunnydale que pueden resultar adecuados para una ceremonia nupcial nocturna, algún bonito parque, el campus de la universidad, y por supuesto, alguno de los muy cuidados doce cementerios de la ciudad. Los cementerios son también muy adecuados para los vampiros...Y para las cazadoras. Al fin y al cabo la chica se pega la vida en ellos, ciertamente.
 
 



    Buffy hace mención a un bonito lugar para las fotos frente a la cripta donde recibe o es invocado D´Hoffryn en uno de los cementerios de Sunnydale (que ya hemos dicho que tiene doce). De ahí podemos deducir

1. Que a Buffy le gustan los arbustos
2. Que los cementerios no le parecen tan mal, después de todo.

    Así que no parecería tan descabellado si la feliz y amartelada parejita finalmente se casara en el cementerio y por la noche, bajo las hojas de los dichosos árboles, con los arbustitos que le gustan a Buffy al fondo, para las fotos, y sin peligro de que el astro rey salga y haga un descalabro con el novio y los invitados del novio.


    Respecto a quién oficiaría la ceremonia, por suerte para Spike (ver Darla, más arriba) Buffy ya se encargó de matar al Maestro de la orden de Aurelius en la primera temporada, así que a él no se le puede pedir. Para bien o para mal, la niña hizo lo mismo con el Alcalde Wilkins. Así que suponemos que convencerían o bien secuestrarían a algún juez de paz que estuviera dispuesto a oficiar de noche y en el cementerio para la ocasión, aunque no fuera personaje de gran solera ni comandara ninguna Orden.



Ejemplo de monísimo de lo más que quedaría decorado el cementerio para la ceremonia


     Digamos por último que dadas las fechas aproximadas en las que sucede el conjuro, y por tanto la petición de mano (esto es, bastante después del capítulo Pangs que tiene lugar en Noviembre, Acción de gracias) y dadas también las prisas locas por irse de luna de miel de los dos enamorados tortolitos, y sumando a todo ello la indiscutible capacidad teatrera del novio y su eclecticismo punk-rompedor, podemos aventurar como fecha muy posible de la boda algún día señalado en torno a la Navidad. A poder ser en la Navidad misma, por la sencilla razón de que si puedes elegir el día más señalado de todos, para qué demonios vas a elegir  uno menos.
O sea que casi seguro la boda estaría prevista para la noche del veinticuatro al veinticinco de diciembre de 1999. 

* Ya os dije más arriba que era de letras puras
 


Invitaciones de Boda
 

 
 

    Buffy y Spike están preparando las invitaciones de boda en casa de Giles, con ayuda de su cuaderno y entusiasmados como cualquier parejita de novios casaderos que se precie. También como cualquier parejita, discurren por ver qué nombre ponen en las dichosas cartulinitas y terminan discutiendo por la madre de ella y suegra de él en una entrañable imagen de la que será su vida de casados. Ainssss qué monos.

    La verdad es que la cosa es más complicada de lo que parece. Spike se llama William, y nunca se ha sabido su apellido. Ni él ni nadie nos dan ese dato en las dos series. Sí sabemos el sobrenombre, "The Bloody". Bien, William The Bloody, también conocido por Spike. Buffy se llama Buffy Anne Summers. Ahora, combinémoslos. Buffy y Spike? ¿Buffy y William the Bloody? Buffy Summers y Spike the Bloody? ¿Buffy Anne Summers y Spike? 
¿Y cómo demonios se llamarán cuando se casen, habida cuenta de que las mujeres americanas pierden el apellido y cogen el del marido ¿Buffy the Bloody? ¿Bloody Buffy? Mon Dieu

   Bueno, que tras mucho elucubrar hemos llegado a la conclusión de que como en la imprenta les harán el mismo precio sea el nombre largo o corto, Buffy elegiría lo más largo porque si les dan más letras por el mismo dinero, pues mejor más letras ¿no? O sea:

    Ms. Buffy Anne Summers y Mr. William The Bloody

    Y el color y todo eso... es un poco más peliaguda la cosa.

    Habida cuenta los gustos de los dos, creemos que tras varias horas de discusiones, pucheros, pataletas, más pucheros, más pataletas, requetepucheros, arrumacos, besitos, pucheros, gritos de Giles más que harto de oírlos darse besos, más pataletas, cuadernos volando por los aires, reproches, pucheros de los gordos, un medio revolcón rápido en el sofá empujando al suelo a Giles, muchos más besos y PUCHEROS, y otra pataleta, al final la cosa sería algo de fondo negro gótico fúnebre pero alegre, con tipo de letra siniestro pero claro y orla rosa y corazones con brillitos fucsias y detalles nacarados, con algún lazo, en sobre funerario negro pero con lacitos románticos y una palomita con anillos de boda en el pico.

    Más o menos. Opción de cambiar a última hora la palomita del sobre por una cruz de sepelio.

    Ignoramos si el dueño de la imprenta se podría recuperar de la crisis nerviosa a tiempo de tener preparados los engendros para la fecha indicada.
 


Ejemplo de engendro invitación de boda

 

Los anillos

    Pese a que Spike tuvo que improvisar para la pedida y colocó en el tierno dedito de Buffy el espantoso anillo punk de calavera que él llevaba puesto, de su enorme tamaño (porque hay que ver el tamaño de dedos que se gasta el niño con esas manos grandes, fuertes, varoniles..agggrrhh que me descentro ¿qué estaba diciendo?) suponemos que para la boda sí buscaría unos anillos consecuentes para la ocasión. Y sobre todo de las tallas adecuadas.

   No obstante, como en el resto de actividades lúdico festivas preparatorias de esta boda, se halla dicotomizado* entre su puncarrez vampírica y el agilipollamiento gravísimo del hechizo, que saca su esencia de poeta cursi decimonónico y lo vuelve a sus orígenes de Williampobrín virginal mientras lo atonta directamente, y el mantenerse en sus trece de ser un vampiro duro, sanguinario y big bad y todas esas cosas, o sea un lío de mil pares similar al que lleva su prometida.

    Aunque Buffy no parece de la antigua e implacable escuela femenina de "salte de la cocina que no haces más que estorbar", y a pesar de que vemos que los dos tortolitos comparten por igual la ilusión y el cuaderno de apuntes, es indudable que la voz cantante en lo tocante a preparativos, tarjetitas, listas de invitados y demás la lleva ella. Bueno, hay cosas que nunca cambian y además las mujeres Summers siempre han sido un poco mandonas.

    Pero de lo de los anillos casi seguro que se ocuparía Spike, porque además está claro que es algo tradicional de las habilidades varoniles. Sobre todo la parte de tirar de talonario y/o tarjeta.
O robarlos, o como sea que los piense conseguir Spike, claro.  Mmmm ¿con la VISA de Giles?
Además Spike tiene cara de ir por las joyerías babeando acerca de lo mona y guapa que es su Buffy con sus ricitos de oro de champú de anuncio y sus deditos sonrosaditos y delicados de la talla siete y poniendo francamente enfermos de empalago a los dependientes de las joyerías, que no escuchaban tales pesadeces desde el siglo XIX (si hay alguno tan viejo para recordarlo)

    Resumiendo: que dado el estado mental y emocional del pobrín, más o menos aventuramos que los anillos de boda podrían ser punks románticos vampírico amorosos góticos, pero sobre todo rosas fucsias. O sea algo como esto:
 


 

* dicotomizado, tricotomizado, whatever. Esto ya no sé si es problema de ciencias o de letras, la verdad.



Música


    Hay muchos momentos para la música durante una ceremonia nupcial, y posteriormente, en la fiesta consiguiente. Dada la ñoñez y el clasicismo en muchos sentidos que parece haber atacado a Buffy y a Spike, segurísimo que para la entrada de la novia (del brazo de Giles) tenían pensado que sonase una marcha nupcial clásica. La de Mendelssohn casi seguro. Como la boda se supone que iba a celebrarse en el cementerio, contamos con que al órgano no iba a ser, al menos no al órgano de iglesia. Así que no se, imaginamos que una versión para orquesta de cuerda, que también quedaría muy bonita.

    Al final del episodio Something blue un Spike vengativo porque no le dan galleta deja caer la bomba de que Buffy quería la empalagosa canción Wind beneath my wings para el primer baile

    De lo que deducimos que Buffy tiene un penoso y cursi gusto musical, y que iba a haber baile.

    Dos cosas muy alarmantes.

    Waiting in the wings es una melodía cursi, ñoña, muy americana, y además es usada al parecer en los funerales, o sea es un tema de de sepelio. Mucho nos tememos que en la misma línea, el resto de temas elegidos por Buffy sería una mezcla de himnos religiosos fúnebres y temas de de Barbra Streisand, Witney Huston (banda sonora de El Guardaespaldas) , o incluso (los dioses nos libren)  ¡de Celine Dion! (aaagghrrrr)

    ¿Y Spike? ¿Qué tendría que decir de todo esto? ¿Transigiría por amor a su chica? ¿Ordenaría a sus invitados asesinar a la orquesta? 

    No lo tenemos muy claro. Depende de varios factores

    Spike tiene gustos musicales obvia y claramente punks. No hay más que escucharlo (con algodón en los oídos mejor) berreando My way versión Sex Pistols en Lovers Walk, o más adelante en Crush y delante de Buffy un tema de los Ramones. Hace referencia por ejemplo a otro de los Clash, y a Buffy le nombra a Billy Idol (que le robó el look el muy canalla plagier) y Harmony le quema discos de los Pistols, por poner más ejemplos. 

    Pero por otra parte el hechizo de Willow lo ha atontolinado, y ante todo está tonto por el amor, que es poderoso demonio donde lo haya capaz de volver manso corderito incluso a Atila el Huno (que fue muerto en su noche de bodas por unas de sus esposas, dicho sea de paso) 
Así que... sí, creemos que la cosa musical podría ser tan grave como que Spike consintiera la selección musical de Buffy con una sonrisa embelesada mientras le miraba el encaje del pololo tobillero por debajo de la falda.
Ay, el amor, el amor. Qué devastador señor. *

    Así que si después de todo Spike tuviera algo que aportar a la selección musical del evento. ¿Qué sería?

    Pues sabemos a ciencia cierta que Spike era poeta cursi romántico, lo que es bastante preocupante ya de por sí. Le ha pedido la mano a Buffy de rodillas y con anillo. O sea que el hechizo este parece haberlo vuelto, además de tonto, a sus orígenes. Por mucho que siga teniendo un algo de chico malo (gracias sean dadas a la orden de Aurelius y toda su sangre) cursiñoño se ha quedado bastante.  

    Pero puede que en sus adentros, entre toda la fuerza pacificador amorosa megacursi del hechizo y del enamoramiento terminal de Buffy, una chispita vampírica siga latiendo y recordándole que es malo, evil, peligroso, que es un vampiro sediento de sangre, que es ¡¡¡una bestia asesina!!!

    Asi que tras sesudos estudios y noches en vela hemos llegado a la conclusión de que con toda seguridad habríamos visto bailando el vals a Buffy y Spike sobre el tema musical de la bella y la bestia de Walt Disney
 



 

* Vale, a lo mejor las letras tampoco son lo mío
 


Incidencias varias


Lágrimas, broncas, objeciones y quejas

    Es de suponer que de haberse celebrado la boda, se habrían producido las incidencias típicas de invitadas llorando a moco tendido, por ejemplo Willow que la pobre es tan sentimental, o de la madre de la novia, y también las consabidas broncas de familiares desbocados, peleas de borrachos, tirones de pelos entre invitadas que se han copiado la mantilla, y, por mucho que en las invitaciones se advirtiera amablemente que no iban a matar a nadie que no viniera ya muerto de casa, alguien seguro que terminaba convertido en montón de polvo por meter mano a quien no debía. Por ejemplo a la novia, o a alguna jovencita hija de algún fornido licántropo con malas pulgas (véase el hábil juego de palabras). Pero eso son cosas normales, la sal de toda fiesta que se precie.

   Respecto a las posibilidades de que Angel emberraquecido y hecho un mar de lágrimas se tirase en medio de la ceremonia gritando YO OBJETOOOOOO con el fin de impedir que su niño se casara con otra otro otra lo que sea y arrebatarlo de los brazos de esa ZORRA rubia animadora pelandusca, me temo que no hemos sacado conclusiones concluyentes. Desde luego bien pudiera ser. Depende mucho del número de whiskis irlandeses que se hubiera tomado en el cocktail de la recepción de antes de la ceremonia, claro.
Lo mismo se puede decir de Giles, pero del lado contrario de que su niña se le casa con un gamberro impresentable que además es un vampiro.

   No obstante pensamos que la ceremonia sí se habría llevado a cabo por muchas objeciones que pudieran interponer Angel o Giles, porque ambos dos novios casaderos Buffy y Spike son mayores de edad (uno de ellos tiene más de un siglo de hecho) y son solteros y acuden voluntariamente, y no consta ante notario que tengan compromiso en firme de matrimonio con nadie previamente, Spike desde luego con Angel no, al menos por escrito, así que definitivamente la boda se habría llevado a cabo sin impedimento legal alguno, una vez sacado de en medio por 10 invitados el berreante y lloroso Sire y/o violento Giles Ripper armado de una estaca.

   Por lo demás aventuramos que la boda sería todo lo cursi ñoña y romántica que Buffy y Spike deseaban, habida cuenta de la música y el baile y todo eso, y además no tendrían problema con los vecinos en bailar toda la noche haciendo ruido al estar celebrándose en el cementerio, desde luego no creemos que se les fuera a quejar nadie.

 


Luna de miel

    Si esta boda se hubiera preparado en la quinta temporada de la serie, en lugar de en la cuarta, estamos casi seguros de que la feliz pareja habría aparecido a pasar su noche de bodas en la Suite Embassador del Hotel Hiperyon. Ante el estupor (y mas cosas) del pobre Angel y es de suponer que la hilaridad de su equipo de investigadores, claro.
Pero por suerte para Angel, estamos en la cuarta, y no habría podido ser, porque él todavía se está aposentando en L.A. y vive en un sótano. Sí, el que le ha descacharrado Spike buscando la gema de Amara en In the dark, dicho sea de paso. 

    No estamos seguros si finalmente Buffy y Spike se decidirían por algún viaje por el nuevo continente, cosa que parece más del gusto de Buffy, o por el viejo, sin duda más del gusto de Spike. Aunque bueno, Europa siempre parece un destino atractivo para un americano, sobre todo por eso de que piensan que somos un hatajo de pervertidos, claro (y por los museos y la cultura y las tiendas de ropa) Pero la sombra de Drusilla, siempre presente para la celosa Buffy, quizás le echaría un poco hacia atrás de elegir viajar a Praga, Paris, Roma o Londres, o cualquiera de las maravillosas ciudades del viejo continente en compañía de Spike. (Y eso que Buffy no sabe nada del Royal Hotel del Londres y de Angelus y William, si no le daría algo)

    Así que nos vamos a inclinar por un viaje de placer (nocturno) por ciudades de Estados Unidos, a poder ser algún destino turístico de buena temperatura que tenga playa donde bañarse (insistimos, de noche, que su marido es un vampiro) y poder hacer tiernamente el amor en su luna de miel, tal como dice ñoña y embelesada delante de papi Giles en el capítulo. Que eso sería la primera vez, que luego le saldría la sangre de cazadora hambrienta y nos lo iba a matar a polvos, que lo tenemos claro: Spike, no sabes dónde te has metido, chaval.
(Y en todo caso, eso sería una vez que Spike lograra desenvolverla, porque visto el vestido de novia, no podemos ni imaginar la cantidad de bajofaldas, enaguas, pololos y corpiños con lacitos que Buffy se habrá metido debajo, posiblemente Spike tendría que pedir ayuda para desempaquetar a la novia)
 


 

     El viaje se realizaría con toda seguridad en el DeSoto de Spike, debidamente repintado de negro para la ocasión (nos referimos, claro está a los cristales) y esperamos que limpio y desinfectado por dentro para acomodar a la encantadora y flamante recién casada, porque hay que ver lo guarro que lo llevaba la ultima vez que lo vimos, en Lovers Walk.
La otra alternativa era pedirle prestado el el Tiburón Citroën a Giles, pero sólo de pensarlo a Spike le podría dar un ataque de risa que deshiciera hasta el hechizo de Willow, eso si el vigilante no lo estacaba primero. Y pedirle el descapotable a Angel (en el supuesto de que no fuera de retrasado mental viajar por el mundo en un descapotable, siendo vampiro) habría sido absolutamente suicida. A Angel puedes quitarle la mujer, la casa, la gomina, y hasta los... ya me entendéis. Pero el Angelmovil NO.



Después de la boda: vivienda
 

 
 

    Ni Buffy ni Spike trabajan, ni tienen un duro, que sepamos. Buffy la pobre es una estudiante en casa materna todavía, bueno metafóricamente hablando porque vive en el campus de la universidad, y Spike no está en condiciones de conseguir vivienda independiente en estos momentos por los métodos habituales (matar a los anteriores propietarios y robarla). De hecho no puede ni procurarse el alimento de cada día, por culpa del chip de la Iniciativa.

    Tendrán que vivir de prestado.

    El sótano de Xander quedaría descartado, ya que han reñido con el chico y no le han invitado a la boda, y aunque luego le hayan dicho que sí asiste quedaría feo pedirle que les deje vivir con él después de todos estos asuntos de te cojo y te dejo. Por el mismo motivo no se iban a meter en el pequeño apartamento de Anya. Además los padres de Xander dan mucho miedo.

    Está también más que claro que en casa de Buffy no podrían vivir, porque claro, vivir en casa de la chica no le iba a parecer bien a un caballero victoriano, por vampírico que sea, como es Spike. Por otra parte sigue siendo malo, y hay que vigilarlo, y no sabemos si Buffy va a ser muy capaz, estando todo el tiempo debajo embobada. Además es triste decirlo pero en estos momentos en Something blue Spike cree estar indefenso y el pobre necesita protección y por aguerrida que sea Joyce con su hacha, la casa Summers no es muy segura en vistas a ello con los soldados de la Iniciativa persiguiéndolo.
Tampoco le puede gustar mucho a la feliz parejita recién casada que Joyce les guarde las espaldas mientras se hacen arrumacos día y noche. A Buffy le debe de dar un poco de corte hacer estas cosas delante de su madre..

    A casa de Angel en principio no creemos que se fueran, porque aunque Angel sea un santo varón (santo y mártir, en este caso) Buffy aún está estudiando y acaba de matricularse en la universidad, además, y es muy joven y su madre reside en Sunnydale, y no querría marcharse tan lejos de ella. Así que irse a casa del daddy de Spike queda también descartado. Por suerte para la salud mental y emocional del pobre, abnegado y suponemos que al borde del suicidio vampiro moreno.

    Así que la solución obvia y que cumple todos los requisitos necesarios es quedarse a vivir en casa de Giles. Está claro que ni Buffy y Spike tienen vergüenza ninguna de meterse mano, la lengua y lo que haga falta delante de Giles, y el vigilante tiene armas, experiencia y carácter guerrero para defender a su amadísimo yerno de los odiosos comandos que lo persiguen. Así que hecho, irían a casa de "papá".
¡Qué gran alegría para el vigilante!
 



Otras consideraciones:
¿Y qué mas no vimos?

    
     ¿Lo hicieron? ¿Donde cuándo cómo y sobre todo cuántas veces?

    Revisado el capitulo con lupa tenemos que decir que casi no queda resquicio ni siquiera para que Casanova se hubiera echado una canita al aire ni armado con una escalera, laúdano para los guardias y un reloj de arena para cronometrar el tiempo disponible. Sin embargo y pese a todo ello a lo largo de estos años de fandom, avezados escritores de fanfiction hemos escrito una y otra vez y otra y otra y otra (aaaghhh que me pierdo) esos momentos de primer encuentro amoroso y sexual entre los tortolitos enardecidos y enamorados Buffy y Spike, la Cazadora y el Big bad. Y también lo que ocurrió antes, y lo que pasó después, entremedias, a partir de, a consecuencia de...y la cara de bobos que se les quedó luego, cuando se les pasó la tontera y el hechizo.
Sí, ya sabemos que los escritores de fanfiction, que deberíamos de salir a hacer más ejercicio y tomar más el aire en lugar de estar tantas horas sentados ante el teclado fumando y bebiendo cosas inconfesables mientras imaginamos cosas calenturientas,  somos capaces de imaginar la más barbaridad *

    Ainsssss...

    De todo esto os he preparado uno ejemplos al final del artículo, por si los queréis mirar con propósitos científicos (jijijijijiji... perdón) y culturales (me LOL)

    Pero en la serie no tenemos constancia de que Buffy y Spike llegaran más allá de los besos, las caricias y los sondeos por-debajo-de-la-camisa de ella a él.

     * Véase la penosidad de la construcción de esta frase, o lo que sea, como ejemplo de demasiadas horas ante el ordenador

 

    ¿Y ese hechizo de olvido de Willow, que Buffy pide al final del episodio, se produjo o no se produjo?

    Pues... tampoco queda claro, la verdad. Pero podemos pensar que si, porque en la serie nunca más se vuelve a mentar nada de lo acontecido en este episodio. Y era un bombón demasiado suculento como para que nadie lo nombrara o lo sacara a colación. Vamos, en alguna pelea, ¿iba Spike a perder la ocasión de echarle en cara a Buffy lo adentro que le metió la lengua durante el hechizo?. Han tenido que olvidarlo, Willow tuvo que hacer el conjuro.

    Pero no sabemos si él y ella lo recuerdan en algún nivel inconsciente... o el qué recuerdan exactamente. Quizás sus cuerpos lo recuerdan... reainssss,  Sobre todo Buffy, si establece comparaciones con el plasta aburrido del soldadito después...todos sus novietes le saben a poco... y Spike el pobre ya no mira a ninguna otra si es que está claro que son tal para cuaaaaal ainsssss reainsssss vale, ya paro, que me pongo tonta.
 

 

    Y la pregunta del millón y la más respondida: ¿Spike se despertó antes?

     Pues parece más que claro que sí. Spike se despierta antes, durante la pelea final del episodio, cuando cae al suelo empujado por un demonio en la cripta de D´Hofryn. Si miráis detenidamente la escena, cae al suelo, Buffy echa al atacante, corre a "salvar" a Spike (o a meterle mano, no lo tenemos claro porque la pobre es que lo ve ahí tumbado con ese cuerpecete serrano y se obnubila) y él la mira, y dice "Slayer" dándose cuenta, como despertando, de que es Buffy.

    Entonces ella, aun atontuciada por el hechizo, se le echa encima y se lía a darle besos y claro, él se le amorra como un sediento a un botijo y se deja meter la lengua hasta el higadillo.
Así que la cara de asco que pone Spike después, cuando Willow dice las palabras que eliminan el hechizo para todos los demás y Buffy s despierta y se aparta,  es más falsa que un euro de cartulina. Y ese bloody hell es de cara a la galería, porque bien que se ha dejado besuquear y rechupetear y de todo, bien quietecito el muy bandarras.
 


momento en el que Spike despierta del hechizo


momento en el que le da lo mismo


momento en el que se despierta Buffy


   Sobre si la cara de asco de Buffy que se sacude horrorizada mientras gime babas de Spike es también falsa o no, ya es terreno de elucubraciones de cada cual, no tenemos constancia de que ella se despierte hasta ese preciso momento, cuando lo hace sobre el musculoso y duro cuerpo (y más cosas duras, imaginamos) de Spike.


El final

 

    ¿Final? ¿Qué final? Como sacó a la luz hace ya tiempo maría: de eso nada, siguen comprometidos. En ningún momento vemos que rompieran el compromiso.

     ¡Así que tienen que casarse, y alguien debería recordárselo
!

    Y de paso que Buffy nos diga qué ha hecho con el anillo de calavera de Spike, porque no se lo ha devuelto.

 

 

Anexo Fanfiction:

Algo azul (Spuffy, NR-18)  de demoniodehiel
El anillo (Spuffy, TP)  de demoniodehiel
Él (Spuffy, TP)  de maría

Bajo el muérdago (Spuffy, TP)  de Sweety87


Agradecimientos:

Gracias a Willow por el hechizo, a Buffy y a Spike que me he visto el capítulo 1.500 veces, a Ehiztari y maría por sus preclaras ideas investigadoras, darkwaif from the Spike image, a Lycan_HM por la ayuda con las fotos y a San Miguel por la cerveza (sin alcohol).





VOLVER