Xander y Harmony: unidos por el destino (por demoniodehiel) PDF Print E-mail
Funnies - Artículos e investigaciones

por demoniodehiel


¿Quien iba a pensar que estos dos habitantes de Sunnydale, que sin duda han ido juntos desde la guardería, iban a ser luego una de las mejores parejas del buffyverso? No, después de todo, todo el rollo de la pintura amarilla y los calzoncillos de no se qué superheroe que cuenta Willow de Xander no tienen ninguna importancia. No es esa la relación más importante que iba a salir de la primaria de la pequeña ciudad californiana, sino la de los que sin duda eran dos hermosos y rollizos niñitos, uno moreno y la otra rubia y sin duda también dos de los de expedientes académicos menos brillantes: Harmony Kendall y Alexander Lavelle Harris.

La atracción sexual y amorosa entre Harmony y Xander es ya bien patente desde el primer momento que los vemos en pantalla. Intentando acercarse a la que en un futuro será su cuchipú, Xander se lía con la pendón más deslenguada del Sunnydale High, que le pega menos que las cortinas a un Seat Panda, Cordelia Chase. Es que esta chica es nada menos que la directora de la pandilla de pavas en la que milita Harmony, objeto de los deseos adolescentes de Xander.
Ved aquí mismamente como, con la excusa de decirse tonterías sinsustancia y desagradables (propias de los enamorados ya en los tiempos prehistóricos, y que luego han repetido parejas tan notables como El Cid y Doña Jimena, Calixto y Melibea o mismamente Buffy y Spike) se comen con los ojitos las cosas anatómicas.

Ella ad-mirandolo a él:


El ad-mirándola a ella:


Porque dejemos muy clara una cosa desde el principio. Muchas malas lenguas han dicho que Xander en la serie estaba enamorado de Buffy: esto no es verdad. Lo que pasa es que Buffy le recuerda a Harmony. Es como la Harmony-bot, para él. Si pudiera, seguro que la hacía vestirse de Harmony y hablar como ella, para satisfacer sus pasiones más secretas con la joven estudiante.

En la segunda temporada hay un capítulo clave en la relación Xarmony, Bewitched, Bothered & Bewildered, donde todas las mujeres de Sunnydale quedan prendadas de Xander por culpa de un hechizo. Pues bien, aquí Harmony demuestra que ya venía más que enamorada de antes y no limitándose a babear com las demás, sacude una soberana bofetada a Cordelia, por maltratar el pobre y tierno corazoncito de su pocholín.

Ved las imágenes del samugazo que le arrea:



Harmony y Xander no tienen demasiadas ocasiones de demostrarse cuánto se desean y se quieren en realidad por culpa de la pesada de Cordelia, que acapara opresoramente a Xander, y de que luego a Harmony al final de la tercera le muerden y la convierten en vampiro.
Pero esto, aunque parezca un desastre, en realidad no lo es, porque en el fondo, ella no compartía ese mundo de cazadoras, demonios y cosas malignas en el que el muchacho andaba metido por culpa de sus amigos (Buffy, Giles etc) y ahora, al ser una vampira, sí puede hacerlo.

El destino pues, más que separarlos, en el fondo lucha a su manera por unirlos.

Y en la cuarta temporada ¡otro golpe de suerte! Cordelia además se ha ido a L.A. a perseguir a Angel, así que no va a interferir. En esos momentos Harmony anda con Spike, que hay que decirlo está como un queso, pero ella nunca se olvida de su osito morenito.
Cuando en el capítulo The Initiative casualmente Xander se encuentra con ella en un parque, su emoción es absolutamente patente, la tensión sexual llena la pantalla y echa chispas. Mientras la joven vampira posa seductoramente luciendo tipo, unos pantalones rojos que Buffy le ha imitado a veces y una rubia melena que también, Xander agita promisoriamente un claro símbolo fálico ante ella mientras la devora con la mirada.



Tras cruzar unas palabras acerca del ex de Harmony (Spike) enardecidos de deseo, se enzarzan en una especie de pelea, verdadero ritual pre-apareamiento digno precedente de momento tan gloriosos como Smashed en BTVS o en ATS Destiny (versión no censurada, ver ff Jukebox)
Observemos qué nervio, qué pasión, qué arrojo y donosura amorosos, qué tronío y sensualidad, si sólo les falta la peineta a ella y a él el sombrero cordobés




Especial atención a esta imagen, con Xander justo de morros contra la más íntima femineidad de su bienamada cuchipú


Pero justo entonces Harmony dice algo de la pesadita de Buffy en peligro y Xander, oh destino cruel, por hombría y lealtad tiene que salir corriendo a salvarla dejando el acto sexual que obviamente venía ahora entre los matojos, sin consumar. La pasión insatisfecha queda patente en los apenados rostros de los dos enamorados que, una vez más, se ven separados por la desgracia.



¿Volverían a encontrarse Xander y Harmony? ¿Podrían terminar lo que empezaron? ¿El destino cruel, que los arrastraba como hojas en el viento desde la guardería, los uniría de nuevo?

¡Claro que sí!