¿Por qué le llaman morder cuando quieren decir sexo? (por Adicta) PDF Print E-mail

 

¿Por qué le llaman morder cuando quieren decir sexo?

por Adicta II

Lo primero que llama la atención es la forma con la que suelen alimentarse los vampiros: un mordisco en el cuello. Y esa imagen es realmente perturbadora, pues nos encontramos, de repente, con un contacto cuerpo a cuerpo y, sobre todo, directo en una zona especialmente sensible, el cuello.

Estamos hablando de un asesinato, pero es una forma de morir que necesita de la unión de dos cuerpos, enlazados, y es una relación directa del sexo con la muerte, algo que se encuentra presente en las tradiciones, leyendas y mitologías referentes a estos seres desde tiempos seculares.

Si nos remontamos a la novela original de Bram Stoker (1897), la imagen que se proyectaba de ésta manera de alimentarse de los vampiros no era tan sensual, al contrario, se trataba más de su maldad, la capacidad de dominio sobre sus víctimas y entorno, más que nada porque el personaje estaba basado en un rey de los Balcanes bastante sanguinario. Pero hay otras novelas, anteriores a la más conocida, que ya explotaban esta “unión”: “Carmilla” (1872) y “Varney el vampiro” (1847), y que en su momento gozaron de gran popularidad. Incluso en “Confesiones de un vampiro” (1976) se llega a decir que es mejor que el sexo

Sin embargo, cuando estas novelas, o sus adaptaciones, pasan al celuloide es cuando todo ese potencial empieza a darse a conocer: Nosferatu, los sucesivos Dráculas de la Universal, y, sobre todo, los de la productora Hammer, fueron los que más lo desarrollaron. Coppola, en su famosa versión de 1992, contiene una de las escenas más sensuales y sexuales (Mina alimentándose del conde) que se recuerdan.

Esta herencia visual, a la fuerza, tiene que influir en la serie de Buffy:

La acción de alimentarse de un vampiro tiene como fin continuar su no-vida, a la vez que a su víctima se la arrebata. Pero también es la manera de reproducirse, en un intercambio de fluidos, que, obviamente, indica un acto sexual, SU acto sexual.

La reproducción humana se produce mediante el sexo, y para favorecerla éste suele ser placentero, entonces, en el mismo caso, la reproducción de los vampiros, seguiría más o menos el mismo esquema.

Por lo tanto nos encontramos con un ser que, para reproducirse, necesita sangre, pero a la vez necesita darla, y también nos encontramos con una víctima que puede o no estar dispuesta a ofrecérsela. Y ahí es donde empiezan mis neuras…

…Si una víctima se ofrece voluntariamente al vampiro, se suele ver la cara de placer de ésta, al principio habrá dolor (¿insinuación a la virginidad en éste tipo de sexualidad?), pero pasada la primera impresión, nos encontramos con el inicio de un orgasmo en toda regla. Ahora bien, si ésta víctima se niega, no hay placer, directamente el acto se convierte en una carnicería, y no hay piedad, alusión más que manifiesta a una violación en el sentido más conocido.

¿Y qué mecanismo hace que se produzca esa diferencia? Pues siguiendo con mis neuras, algo tiene que haber en la fisiología vampírica que lo justifique: si nos fijamos en los vampiros que existen en la vida real, estos animalitos segregan una saliva anestesiante a sus víctimas para que éstas no sientan dolor y les dejen alimentarse tranquilamente. Entonces, ¿Por qué no puede suceder más o menos lo mismo con los vampiros humanos? Claro que, en este caso, funcionaría como un estimulante-excitante. De ésta forma, el acto “sexual” se convertiría en placentero, ahora, si esa víctima se niega a colaborar, el vampiro no la segregaría, causando el mayor daño posible, pasando de ser amante a ser depredador.

Por lo tanto ejemplos de todo esto, a lo largo de BTVS, tenemos bastantes:

“Angel”(1ª temporada). Cuando se dan su primer beso y Angel se transforma al hacerse éste más intenso. Como vampiro que es, su instinto le puede y cambia sin poder evitarlo, clara señal de las consecuencias que ésta transformación causaría y motivo más que suficiente para que salga huyendo antes de hacer daño a la cazadora. Está claro que confunde su relación con el sexo, tradicionalmente humano, con sus costumbres como vampiro.

“Becoming”(2ª temporada). Darla convierte a Angel y observamos, por primera vez, cómo se reproducen los vampiros.

“Graduation Day”(3ª temporada). Buffy se ofrece voluntariamente a Angel, y este, evidentemente, le provoca un orgasmo (si no, que se lo digan a la jarra que estaba al lado o a la mesa que termina hecha astillas).

“The Initiative”(4ª temporada). Aquí sucede la famosa escena del “gatillazo” de Spike con Willow, alusión sexual más que evidente al comparar el no poder morder con el hecho de sufrir impotencia, y regalarnos, de paso, una de las escenas más divertidas por esa doble lectura.

“Fool For Love”(5ª temporada). Justo en el momento de ser mordido por Dru, Spike se queja, para, a continuación, cambiar el gesto de dolor a placer.

“Into the Woods”( 5ª temporada). Donde conocemos un nido de vampiros en el que se dedican a alimentarse de voluntarios a los que no matan, en un intercambio de alimento por placer para éstos (ese estimulante-excitante parece que funcionaría como una droga, y de hecho es una alusión a las mismas). Mientras que Buffy, al descubrir a Riley allí, considera que le está poniendo los “cuernos” con una vampira.

“Sleeper”(7ª temporada). Con esa escena de seducción a la chica de la discoteca, en la que estaba más que dispuesta a dejarse morder, pero que la repentina aparición del Primero/Buffy hace que todo cambie de forma violenta.

Y de la 6ª temporada no pongo ejemplos, porque lo que más abunda es, precisamente, el sexo a nivel humano, y esa es otra historia…

En fin, como siempre diré, son mis neuras.

Por cierto, todas las fechas de referencia han sido consultadas en Google, que una, lamentablemente, no tiene tanta memoria.