4X09 Something Blue








4X09 Something Blue


Written By: Tracey Forbes
Directed By: Nick Marck
Original on air WB 30/11/1999


Resumen


Imprescindible capítulo "de hechizo" que sirvió para probar en pantalla qué tal daría la relación amorosa entre Buffy y Spike. Los resultados están a la vista: tienen más química en un capítulo que Buffy con Riley u Angel en toda la serie. Es un capítulo divertidísimo, realmente de alta comedia, que no tiene momento malo.

Angustiada por la sensación de dolor y de pérdida de haberse quedado sola, Willow intenta mejorar su ánimo haciendo un hechizo para que se cumpla su voluntad. Sin darse cuenta de que el hechizo ha funcionado, consigue que a Xander le acudan todos los demonios de los alrededores, que Giles e quede ciego, que por un fugaz momento Amy revierta a su forma humana, y por encima de todo, que Buffy y Spike piensen que van a casarse. Impagable el momento en el que, en plena discusión entre los dos, un Giles bastante harto ya sale a echarles la bronca y se encuentra al vampiro de rodillas pidiendo la mano de Buffy, y a ella dando el sí abrazándolo, y agitando entre lágrimas de emoción un anillaco punkarras en forma de calavera.

A partir de entonces el capítulo se desarrolla de forma imparable a la consecución de la boda ideal por parte de Buffy y Spike, y hacer notar por encima de todo que Willow les manda que se casen, no que se estén metiendo mano y la lengua hasta los hígados todo el capítulo: sobre todo por parte de Buffy en la vida la hemos visto meterle mano tanto a un tío, es absolutamente genial. Empalagosos y cursis, enganchados como lapas por los rincones, intentan ayudar a deshacer el hechizo que ha dejado ciego a Giles (Genial Buffy cuando dice que vale, es un hechizo pero a ella no le ha afectado porque es la cazadora) y se enfrentan a las hordas de demonios que persiguen a Xander.

Mientras tanto, Willow ha desaparecido: ha sido transportada a Arashmahaar, el reino del demonio D´Hoffryn, que quiere contarla en sus filas de demonios vengadores. Willow se niega y regresa al mundo, en medio de una pelea de sus amigos contra los demonios en una cripta, y deshace el hechizo. Destacar que parece bastante claro que Spike, al caer al suelo, despierta del hechizo antes que Buffy reconociéndola, y aun así se deja besuquear y meter de todo lo posible mientras ella se le echa encima preocupada y amorosa. (Y es que no puede mantener las manos lejos de Spike ni un minuto jajajajaja) las caras de asco de los dos cuando "despiertan", de antología. Buffy lamentándose de las babas de Spike, él gritando Bloody hell más falso que un euro de cartulina...delicioso de verdad.

Entretanto Buffy le ha dicho a su pretendiente Riley que iba a casarse y con un tal Spike, y al finalizar el capítulo corre a desdecirse y hacerse pasar por loca. Por cierto que le daría mucho asco haberse dado el lote con el vampiro, pero ahí está mirándolo sentada frente a él cuando todo termina, él atado a la silla por la cintura mientras Willow hace millones de galletas para intentar aliviar su sentimiento de culpa. Spike le pide una porque aun tiene la boca con sabor a Buffy.





Comentario

por demonio de nuevo

Bueno…pues me lo habré visto como cincuenta veces y todas babeando a chorro…Spike está delicioso, discutiendo con Buffy cuando lo entra a rastras como un mocoso treceañero “que no te atreves, que no tienes agallas…que si que tengo, tengo un saco lleno…será de boquilla… cuando el hechizo los sacude y lo siguiente que vemos es a Giles que NO SE LO PUEDE CREER y a Spike declarándose a Buffy como mandan los cánones decimonónicos…de rodillas, con anillo y frasecitas cursis incluidas. Buffy sirviendo a Spike como una novia de antaño, si se me van a casar como las parejas de hace cien años, de la forma más tradicional y canónica del mundo.

Es un capítulo genial, de principio a fin…desde ese Spike en la bañera encadenado por Giles y gritando que le pongan el serial y “torturado” por Buffy enseñándole la yugular…y deleitándonos a todas con una de las caras de vicioso más irresistibles, sexys y turbias de toda la serie…Dios…qué manera de mirar, es para derretir las piedras.

Aparte de Spike y Buffy…casi no me interesa nada…bueno, Giles, Giles genial decidiendo arreglar su problema tomándose otro whisky, soportando que Spike le diga suegro y escuchando los besuqueos, moñerías y cursilerías de la parejita de enamorados…que no desperdician ni un segundo para morrearse como posesos, pobre vigilante.

Mención a Riley, que está simpático diciendo ¿me iré muy lejos…y me quedaré allí. Pobre muchacho, creo que ya intuye contra quien tiene que competir.

Me gusta que Spike pida una galleta a Willow…no le basta con campar por la casa y meterse en las conversaciones y que le paguen la sangre…encima se autoincluye entre los “invitados con derecho a galleta” y eso me parece delicioso.

Y para finalizar…lo que ya hemos visto un millón de veces mínimo…ese Spike “despertando” del hechizo un poco antes de Buffy, quizás a causa del golpe, y susurrando “la cazadora…” y acto seguido agarrándose bien para dejarse meter la lengua hasta los hígados. Y fingiendo luego que ella da asco y gruñendo ¡¡¡Bloody hell!!! mirándola de reojo …es que me lo comía entero

Y a destacar LA FRASE del capítulo: Spike, a Xander, diciéndoselo como si le dijera la cosa más horrible, el peor castigo mundial, lo más duro y terrible que puede imaginar…¡Tachado…de la lista de invitados!

1 653
2 491