4X12 A New Man







4X12 A New Man


Written by: Jane Espenson
Directed By: Michael Gershman
Original on air WB 25/01/2000



Resumen


Capítulo de antología de divertido, con un Giles  absolutamente encantador, desgraciado y desternillante. En plena crisis de "Buffy ya no me necesita", agravada por las palabras inoportunas de Riley que lo llama jubilado, la profesora Walsh que le dice que Buffy carece de figura paterna, y de Willow y Xander, que le cuentan que Buffy olvidó informarle de que Riley es soldado de la Iniciativa, pero que además esto no lo sabe nadie, bueno sí, Spike, Giles se reencuentra con su viejo compañero Ethan Rayne. Terminan los dos en un bar de copas poniéndose tibios e beber, Ethan hablando de cuando eran jóvenes, brujos y amigos, y Giles de la grosera de la profesora Walsh entre otras cosas...

Giles a la mañana siguiente se despierta convertido en un enorme demonio feoral. Las desventuras del vigilante endemoniado para recuperar su forma humana (de lo que no quiere informar a Buffy por orgullo) terminan llevándolo a una persecución y búsqueda de Ethan Rayne acompañado nada menos que de Spike. El vampiro, que ya anda libre y midiendo criptas por el cementerio para ver cuál le acomoda,  aprovecha para sacarle pasta a cambio de su ayuda, claro.

Mientras, los scoobies preocupados por lo que a todas luces parece un ataque de demonios en casa de Giles, lo buscan también. Buffy y Giles encuentran a Ethan en su hotel casi a la vez, y en la pelea siguiente Buffy apuñala a Giles pensando que es el demonio que ha matado a su vigilante. Al verle los ojos furiosos, lo reconoce. Por cierto que en este capítulo vemos por última vez en la serie a Ethan, cuando se lo lleva Riley para entregarlo a la Iniciativa.

Destacar la escena de Giles diciendo que aunque es un demonio sigue siendo humano y tiene conciencia y alma para salir acto seguido corriendo detrás de la profesora Walsh asustándola con sus gruñidos. El tándem Spike/Giles, por supuesto lo mejor del capítulo.

Y para finalizar, la profesora desaparece tras la misteriosa puerta de la iniciativa que lleva el número que ha mencionado Ethan Rayne: 314.





Comentario

por Ehiztari

El equipo británico cabalga de nuevo. El viejo tiburón gris de Giles es el protagonista de una de las pocas persecuciones con que nos ha deleitado la serie. Claro que más interesante que la persecución, son los sabrosos comentarios de los dos ingleses, uno vivo y otro muerto, uno con aspecto humano y otro no, que viajan a bordo:

“¿Tengo superpoderes?” pregunta Giles a Spike, el único experto en demonios Fyarl que tiene a mano. “Bueno… está lo de los mocos. Son paralizadores”. “Te lo estás inventando”- “¿Tú crees?”

O Spike regateando su ayuda y haciendo subir el soborno, o Giles diciendo que pare un poco porque ha visto a Walsh y no puede resistir la tentación de salir a asustarla, o Spike diciendo eufórico cuando se libra de los perseguidores: “Estúpidos humanos” y a continuación se empotra contra un muro… Y qué decir de Spike, antes, preparando sus cosas para largarse del sótano de Xander y diciendo que espera a la cazadora para que suelte una lagrimita. ¿Lo dirá en serio?

En cualquier caso, aunque los dos están geniales, me quedo con Giles, enfurruñado, desesperado, postergado, celosillo de Walsh y La iniciativa, lamentándose ante Ethan Rayne porque son un  par de jubilados…  Y vuelve Ethan, que es un personaje que a mí siempre me ha atraído, no por él, sino porque representa todo ese pasado del Destripador del que me muero por saber algo más.

1 400
2 479