4X18 Where The Wild Things Are

4X18 Where The Wild Things Are



Written By: Tracey Forbes

Directed By: David Solomon

Original on air WB 25/04/2000


 


Resumen


por demonio


Una casa embrujada por las pasiones de antiguos espíritus adolescentes atrapa a todos los participantes en una fiesta, en especial a Buffy y a Riley, que pasan la velada en la cama. No motivan ni aun así,  pero bueno ya sabemos que tiene menos química que dos gatos de escayola.

Los scoobies intentarán desentrañar el misterio de la casa, y de los hecho acontecidos allí en el pasado. Lo mejor del capítulo sin duda la pareja Anya/Spike, ella despechada y furiosa con Xander y él solo y sin recursos porque no puede morder, acaban los dos en la fiesta, contándose sus penas amorosas. Y echando de menos cuando podían matar y destripar gente  tan felizmente.




Comentario

por Ehiztari


Estamos ante el capítulo de la casa encantada (en realidad, la Fraternidad que alberga a los muchachotes de La Iniciativa, para más inri) dominada por poltergeist, causados por los niños traumatizados de los años cuarenta, que se activan por la pasión descontrolada de Buffy y Riley. Un capítulo curioso. No un gran capítulo, desde luego, pero una de esas cosas que sólo son posibles en Buffy cazavampiros. Un desbarre total a partir de una idea demencial. Y humor. Y terror. Y altas dosis de cachondeo, en todos los sentidos.

Decía Doug Petrie en sus comentarios a un capítulo anterior que su mujer era guionista de Friends y que se quejaba comparando lo que se podía decir en una y otra serie. Era a raíz de un gag en el que Xander, que estaba intentando desmontar un arma de La Iniciativa, decía que no quería sufrir los efectos del arma porque se llamaba "Paralizador". "Si se llamara Orgasmatron me ofrecería voluntario para probarlo". Y la mujer de Petrie se mosqueaba: "Ha dicho "orgasmo". ¡Nosostros en Friends no podemos decir la palabra "orgasmo"!  Pues eso, éste es un capítulo loco en el que lo más extraño es todo lo que se les puede ocurrir a los guionistas de BTVS y, sobre todo, que realmente salga en pantalla: "placenteras" paredes que provocan experiencias no precisamente místicas en vivo y en directo ante un montón de risueños espectadores, los protagonistas follando sin parar, acumulación de energía sexual reprimida y una encantadora ancianita que es la verdadera culpable por su celo de desterrar la lujuria de "sus niños". Lo dicho, un desbarre total.

Y, entre lo absurdo del episodio, unas cuantas escenas dignas de mención. Mi preferida creo que es la disputa de Anya y Xander en la furgoneta de los helados porque Anya reclama más sexo. Como la noche anterior no lo hicieron -y eso ha ocurrido dos veces desde que se conocen- cree que se avecina su ruptura. Luego pregunta a Xander sobre si sufre "disfunción eréctil" (otra cosa que seguro que tampoco mencionarían en Friends). Xander acaba perdiendo la paciencia: "¿Quieres sexo?- casi grita- Te voy a dar sexo aquí y ahora. Caliente y rápido" Y entonces los dos mirar al exterior para verse rodeados de angelicales niños con sus papás.

O la escena de Spike "asustando" a Anya para que le dé dinero. (No sé cómo Anya no le empuja a un rinconcito oscuro para ver si sabe ganárselo) O la escena de Spike haciendo recuento de las razones "a pesar de las cuales" irá a salvar a Buffy y pensando finalmente que, por todo eso, no va a ir. O Spike coqueteando con Anya en la fiesta (¡Los dos demonios son adorables ahí!) y despertando los celos de Xander. Celos que se reaniman con los comentarios de las chicas sobre la sexy voz de Giles.

1 635
2 1160