5X12 Checkpoint





5X12 Checkpoint



Written By: Jane Espenson & Doug Petrie

Directed By: Nick Marck

Original on air WB 23/01/2001




Resumen

por demonio


Casi como en Helpless de la segunda temporada, aparecen de improviso en Sunnydale varios integrantes del Consejo de Vigilantes, con la intención de evaluar cómo se las arregla la Cazadora, su métodos y relaciones. Contra voluntad de Buffy la someten a diversas pruebas físicas y de habilidad, de las que sale bastante penosamente calificada... ya sabemos que Buffy no es una chica que se pueda entrenar al uso, como en su día Kendra por ejemplo. Y Giles eso también lo ha sabido siempre. Los vigilantes coaccionan a Buffy y a sus amigos diciendo que o pasa las pruebas de evaluación, o  hará que deporten a Giles de vuelta a Inglaterra para no volver. Bueno ya sabemos bastante en la serie de los sucios métodos de los Vigilantes, desde luego.

Tenemos varias escenas  para recordar en este capítulo, como la antológica de Spike saliendo al encuentro de Buffy para hundirla en la miseria moral con dos palabras acerca de que los tíos salen huyendo de su lado, y de paso de que tiene las tetas no se cómo. También de recordar siempre  cuando Buffy, apurada porque Glory ha aparecido en su propia casa e interrogado a Dawn, y a la vez tiene que lidiar con los vigilantes venidos de Inglaterra, decide llevar a su familia al lugar que considera más seguro: a la cripta de Spike. Tras unas cuantas puyas y unos ridículos manotacitos  de novios treceañeros, Spike accede cual caballero victoriano cuidar de la madre y la hermana de su novia la Cazadora.. Al terminar la escena lo tenemos junto a Joyce viendo Pasiones y comentando las escenas del penoso serial con fruición digna de un friki del buffyverso (vamos, como nosotros sin ir más lejos)

De lo mejor de este capítulo sin duda los interrogatorios a los amigos de Buffy por parte de los Vigilantes: a una Anya que habla por los codos intentando quedar mega patriótica y sobre todo totalmente ajena al mundo de los demonios, a Willow y Tara que no saben en qué nivel de brujería están, y además cantan que son amantes lesbianas cuando no les preguntaban por eso, y por encima de todo, el interrogatorio a Spike. Sólo por esa escena merece ver el capítulo las veces que hagan falta: impagable la vigilante Lydia Chalmers diciendo tímidamente que ha escrito su tesis sobre Spike, y el vampiro, obviando la presencia de los otros vigilantes armados con cruces y ballestas que se pone a flirtear descaradamente con ella, lanzándole una andanada de irresistibles miraditas, gestitos y sonrisas que no me extraña que la pobre Lydia se aturulle... impresionante de verdad. Cuando le preguntan que tal va Buffy además,. Spike les dice que ha perdido el norte ¡porque no puede mantener a ningún hombre a su lado! El pobrin con sus obsesiones, es una delicia verlo.

Al final Buffy se enfrenta a uno caballero medieval con un extraño tatuaje que parece tener que ver con el asunto de Glory, y con sus espada en la mano entra a la tienda de magia y recupera el control de la situación. Buffy decide no obedecer más a los vigilantes pase lo que pase, convencida de que el poder lo tiene ella  y eso está claro. Incluso exige que readmitan a Giles y le paguen los sueldos atrasados. La escena final muy de Whedon, infantiloide mostrando el poder amenazante de los integrantes de la pandilla (un poco como ocurre al final de Family, estos rollos de verdad me aburren) .Pero dejando aparte las formas, queda muy claro que Buffy no se va a poner más a las órdenes de nadie, y toma las riendas de la situación. Al fin y al cabo la que se juega el cuello cada día desde los 15 años es ella.



Comentario


por Ehiztari


Me encanta este capítulo, aunque reconozco que es bastante tontito, pero tiene un puñado de detalles estupendos. Me encanta recuperar al Consejo de Vigilantes, tan estirados, estúpidos, engreídos y bordes como siempre. ¡Parecen un hatajo de Wesleys sin reconvertir, encabezados por el gélido Quentin Travers que siempre se las ha hecho pasar canutas a Giles! Me encanta cómo Rupert se saca la espina y se enfrenta sin tapujos a ellos ¡y al final hasta consigue que lo readmitan pagándole con efectos retroactivos! Me gusta mucho la entrevista a Tara y Willow y cómo las dos chicas están tan nerviosas que se lían ellas solitas y dan todo tipo de detalles sobre su intimidad cuando sólo les iban a hacer unas preguntas de rutina. Pero sobre todo Checkpoint es el episodio que nos deja dos escenas geniales de Spike: su coqueteo con la integrante del Consejo, desde luego nada inmune a los encantos del vampiro, y el momento en que Buffy deja a Joyce y Dawn en su cripta e inmediatamente Joyce y él se ponen a ver y comentar Pasiones.

En la primera de esas dos escenas, un minuto o así en pantalla, Spike es transparente y pasa de un tema a otro llevando siempre el agua a su molino: sea cual sea la pregunta inicial, él la interpreta en relación con los fracasos amorosos de Buffy y alardea (de esperanza también se vive) de que pronto la tendrá llorando sobre su hombro. Después se camela a la Vigilanta (¡quién no caería rendida a sus pies con esos ojitos y esa sonrisa y esa forma de avanzar pese a los crucifijos, interesándose halagado por la tesis que sobre su persona ha escrito ella!) para una vez que ya hay intimidad, interesarse por cómo le va a la cazadora con las pruebas. Ay, si es que por muy malo que pretenda ser, le pierde siempre el amor.

En la segunda escena, se asientan aún más las bases de su enternecedora amistad con Joyce que siempre ha sido un poco su mamá de acogida. Y es su primer acercamiento a “la cría”. A partir de ahí, Dawn y Spike, los dos críos, van a congeniar de maravilla peleándose, insultándose, compitiendo por quién hace más trastadas y apoyándose frente a los adultos, como dos auténticos hermanos. ¿No os parece curioso que en lugar de Buffy, la “verdadera” hermana, tan adulta, responsable y protectora, ese papel de “colegueo” con Dawn lo asuma Spike? A veces me da la sensación de que es él el hijo de Joyce y hermano de Dawn, en lugar de ser sólo el enamorado de la hija mayor.

Y previamente a esa primera integración en la familia Summers, siempre he pensado en cuánto tuvo que descolocar a Spike la entrada de la cazadora en su cripta en mitad de la noche para pedirle un favor tan trascendental. Primeras migajas de felicidad y aceptación para el vampiro. Me alegro mucho por él.


1 695
2 742