5X18 Intervention




5X18 Intervention



Written By: Jane Espenson

Directed By: Michael Gershman

Original on air 24/04/2001




Resumen

por demonio


Mientras Buffy se retira al desierto en compañía de Giles para intentar hallar respuestas a sus preguntas como Cazadora, Buffy se dedica a disfrutar del triste sustituto de Buffy en su cripta: al menos se da unas buenas sesiones de polvos (y más cosas) con la buffybot. Lo malo es que el robot parece estar demasiado bien programado, y mientras Spike duerme agotado, buffybot se marcha a patrullar alegre y pizpireta. Spike sale a buscarla, y acaban echando un polvo en el cementerio. Xander y Anya que los han visto y sospechan algo raro, regresan y los pillan in fraganti. Al volver a casa, cuentan a Tara y Willow que Buffy se está acostando con Spike.

En un alarde de metomentodo idiota de los suyos, Xander va a la cripta de Spike a pedirle cuentas (en fin) y no sabemos cómo habría salido Spike del asunto porque en ese momento llegan los secuaces de Glory y se lo llevan, Han visto que la Cazadora (buffybot) cuida de él y lo trata como algo "precioso" y han deducido que Spike es la llave.

En casa de Glory el dios se da cuenta enseguida de que no puede ser la llave porque es un vampiro, impuro por definición, y decide intentar al menos sacarle información. Le da una soberana paliza, impresionante cómo le deja la cara al pobre, y entre golpe y golpe Spike consigue cabrearla tanto que ella misma lo arranca de las cadenas del golpetazo. Spike escapa como puede por el hueco del ascensor, y al abrirse en la planta baja, han llegado los scoobies.

Buffy ha vuelto del desierto y tras dejar claro que ella no es buffybot, ni se esta acostando con el vampiro, se pone en marcha para encontrarlo. Buffy en realidad ha ido a matar a Spike para que no hable.

Al finalizar el capítulo Buffy aun pregunta a Giles y Xander, que se han hecho cargo de Spike, cómo ha terminado la cosa: sigue esperando que lo hayan matado. Pero estaba tan destrozado que no han sido capaces, al parecer. Buffy  teme que haya hablado y que mienta para protegerse y decide engañarlo para saber la verdad. Entra en la cripta de Spike disfrazada de Buffybot y así averigua que él no ha dicho nada, y que nunca lo haría porque no puede soportar que Buffy sufra. Spike se ha portado como un héroe, y sin Impresionante la escena final con Buffy mirando con compasión al deshecho vampiro, que lleva la carita como un cromo, y dándole ese beso en la boca que es el primer beso spuffy real de la serie.


 


Comentario


por Ehiztari


Menuda jartá de palos supone ver Intervención. Acabamos con  Spike con la cara hecha un cuadro. Hematomas, cortes, párpados inflamados, ojos cerrados, labios rotos… un poema. Los de maquillaje se han lucido con él, porque creo que es la cara más impresionante que he visto nunca en una pantalla, grande o pequeña. Así que cuando llega Buffy haciendo de Buffybot y diciendo sonriente: “Spike, estás lleno de heridas sensuales”, sólo nuestro chico podía tener el coraje y el sarcasmo de responder: “Sí, me siento muy sexy”. No te vamos a discutir. Por una vez, ni siquiera voy a discutir a Glory cuando repite que eres “precioso”.

A mí me da la impresión de que en este capítulo todo confluye hacia la escena final. Tenemos la búsqueda de respuestas en el desierto por parte de Buffy. (Efectivamente, encontrará una respuesta trascendental aunque de momento sólo parezca un enigma bastante deprimente: “La muerte es el regalo de la cazadora”) Tenemos a Glory buscando la Llave y también cree encontrarla en Spike, pero se equivoca. Tenemos a Spike encontrando muy momentáneamente el placer en una “más simpática” y complaciente Buffy artificial. Y tenemos al resto de los scoobies alucinando por lo que sus sentidos les hacen creer, que Buffy se ha vuelto loca y se acuesta con Spike. (Tiene razón la cazadora en enfadarse. No dudaron en identificar a April como un robot, pero todos confunden a la Buffybot con ella. ¿Motivo de enfado o de preocupación?)

Y una vez que todas esas líneas han ido desarrollándose como una comedia de enredo, todos los hilos se anudan en un desenlace rápido: fuga de Spike, pelea, “rescate” del vampiro, dudas sobre qué hacer con él y… la prueba para saber hasta dónde les ha delatado. La prueba (hacerse pasar Buffy por el robot) era obvia, pero el resultado… es una gran escena, conmovedora. Una lección inesperada para Buffy: Spike no les ha delatado; más aún, no les delatará jamás, porque prefiere la muerte antes que el sufrimiento de la cazadora.

Y una aún más inesperada sorpresa para Spike: Buffy le besa. No el robot programado para hacerlo, sino ella, la auténtica. Hay que ver la cara de Spike al comprender la diferencia de ese beso frente a todos los anteriores (quizás todos los anteriores de su existencia). Creo que es la primera vez que nos podemos alegrar por un pequeño atisbo de felicidad sin sombra para el vampiro.

Y su carita de niño avergonzado al que le echan la bronca cuando Buffy le dice que se acabó el robot porque era “asqueroso y obsceno” da verdadera pena. ¿Al fin y al cabo tan grave es lo que ha hecho? ¿Qué derecho tiene Buffy para censurarle lo que sólo es inmoral desde el punto de vista de ella? Pero, bueno, se lo perdonamos a Buffy por el rasgo de generosidad que vuelve a proporcionar, seguro, otra buena dosis de felicidad a Spike: prometerle que no olvidará lo que ha hecho. Es decir, reconocerle que ha salvado a Dawn. Ya iba siendo hora que alguien admitiera las buenas acciones de Spike.

1 538
2 573