1X05 Never Kill A Boy On The First Date











1X05 Never Kill A Boy On The First Date


Written by: Rob Des Hotel & Dean Batali
Directed by: David Semel
Original on air WB 31/03/1997



Resumen


Quizás el primer intento en la serie de Buffy de llevar una vida "normal". O lo que una adolescente entiende como tal.  Impresionada por un chico de apariencia interesante y  algo mayor que encuentra en la biblioteca del instituto, se propone salir a bailar con él. El joven se llama Owen, y por supuesto no sabe nada de cazadoras ni de vampiros. Entretanto Giles descubre que hay una profecía operando para esa noche, en la que se dice que llegará el Ungido. Buffy debe impedirlo, perdiéndose su cita con Owen.

Buffy desoye sus deberes y sale con su cita al Bronze, mientras Giles se marcha a ver si averigua algo en la funeraria,  donde es atacado por vampiros. Willow y Xander corren a buscar a Buffy, que acude al rescate trayéndose a su nuevo amigo.

Un capítulo un tanto aburrido y predecible, pero con un extraño final: Buffy se da cuenta de cómo va a ser su vida, con amargura, y abandona la idea de salir con Owen porque a él le produce morbo la adrenalina de ese tipo de acción, de un modo insano. No es que no la quiera por ser rara y vivir en peligro... es que eso es lo único que parece atraerle de ella.

Giles consuela a Buffy diciéndole que también él fue elegido como vigilante desde niño. Y precisamente  un niño ha llegado mientras todo ocurría, a Sunnydale: ése es el Ungido.





Comentario

por Ehiztari

Bastante mejor que los anteriores. Se retoman varios hilos que serán importantes: reaparece Angel (para desesperación de Xander que ve cómo los tíos buenos revolotean alrededor de Buffy), aparece –ya- el Ungido (es decir, queda menos para que Spike se cargue al chaval) y, por primera vez, Buffy atisba que su vida sentimental se va a compaginar difícilmente con su trabajo como cazadora. Se siente obligada a cortar con su efímera cita -Owen- porque comprende que sería una fácil víctima si la acompañara en su vida de peligros. Deberías empezar a asumirlo cuanto antes, Buff, los humanos no tienen futuro en tu mundo. Sólo los vampiros.

Y por primera vez, tenemos ya un gran final a lo Joss Whedon: en primer lugar, la sorprendente identidad del Ungido, un niño de quien la cazadora nunca sospecharía y al que, si lo identificara, le costaría mucho matar. (-Gracias, Spike-). En segundo término, más importante, el agridulce sabor de la conversación final entre Buffy y Giles: Giles le cuenta cómo él también se resistió al destino de Vigilante que le estaba reservado. Giles aparta su careta y se presenta comprensivo y cercano. Y Buffy comprende que el camino que le espera por delante le obligará a sacrificar cosas importantes.

1
2