6X06 All The Way








6X06 All the Way


Written By: Stephen S. DeKnight
Directed By: David Solomon
Original on air UPN 30/10/2001

 

 



Resumen


La noche se presenta tranquila para la Cazadora: las criaturas malignas  nunca salen en Halloween. ¿O sí? Buffy pasa la velada ayudando a Giles y Anya en la tienda de magia, repleta de compradores a causa de la fecha. Vemos una deliciosa pequeña escena de Buffy con Spike en el sótano de la tienda, cuando ella baja buscando mandrágora y lo encuentra robando hierbas. Su conversación, sus miradas y su lenguaje corporal nos indican que están pensando en algo muy distinto de lo que dicen, especialmente Buffy cuando él le pregunta si quiere salir esa noche a sudar y revolcarse (o sea a cazar vampiros).

Cuando cierran la tienda, Xander anuncia al fin que él y Anya van a casarse, y todo se convierte en una pequeña y alegre fiesta. Aunque Xander parece más agobiado que contento. Willow recoge todo con un hechizo de limpieza, y vemos que a Tara no le gusta el modo cómo cada vez Willow va utilizando la magia para las cosas más nimias.

Dawn hace una travesura y sale de casa a escondidas para tener una doble cita con unos muchachos del instituto. Hacen algunas gamberradas, y cuando se está besando con uno de ellos, Justin, en un coche que el chico ha robado, él resulta ser un vampiro.

Entretanto Buffy ha echado en falta a Dawn y ha ido en busca de Spike para tratar de encontrarla. Antes que ellos los halla Giles, y de repente se ve rodeado de vampiros. En ese momento aparece la pareja Spike y Buffy dispuestos a ayudarle. Tras una divertida reprimenda de Buffy a su hermana por liarse con vampiros, cuando ella ha hecho lo mismo con anterioridad, tienen una buena lucha con todos los vampiros que llenan el descampado. Dawn perseguida por el muchacho al que acababa de besar, termina por matarlo ella misma.

Todo parece terminar bien, Spike vuelve a su casa bajo la mirada de nuevo soñadora de Buffy,  y Buffy se queda confiada en que Giles le dará la charla paterna a Dawn, en vez de hacerlo ella misma. Tara y Willow acaban discutiendo a causa de la afición excesiva de la pelirroja por la magia, y Willow tranquilamente hace un hechizo de olvido con zarza de Lethe para Tara y "soluciona" el asunto.





Comentario
 
Por Ehiztari

Halloween es día libre para los monstruos, pero siempre hay alguno (o muchos) que no se enteran. Normal el enfado de Spike contra el vampiro que no sigue las normas: “Soy un rebelde”- explica con orgullo. “Yo soy un rebelde, -le rebate Spike antes de estacarlo- Tú eres un idiota”. Di que sí, Spike. Que no hay manera de tener un Halloween tranquilo en esta serie. Es como lo de los cumpleaños de Buffy, que debería seguir su consejo y no celebrarlos, pero nunca escarmentamos.

Si además a la fiesta de Halloween, se le añade que Xander -¡finalmente!- comunica sus planes de boda y se impone el festejo, que a Willow se le empieza a ir la mano con la magia y que Dawn está en plena revolución hormonal y muy dispuesta a seguir el camino de su hermana mayor enrollándose prioritariamente con vampiros… la cosa se complica bastante. Pobrecito Giles que tiene que ir detrás de las niñas y sólo recibe golpes y que le llamen abuelo. Pobre Tara que no consigue hacer llegar su razón a Will. Pobrecita Buffy que ve cómo todo el mundo encuentra la felicidad menos ella (La luna brilla, los enamorados van a besarse al parque, sus amigos se casan y, sin embargo, sus únicos planes son patrullar con Spike. (¡Ay, tonta, eso sí que es tener suerte y no la aprovechas!).

Muy graciosa la tensión entre Buffy y Spike en el sótano de la Caja Mágica, en un diálogo de preadolescentes. Y también me ha resultado muy gracioso cuando Buffy, en pleno morreo de Xander y Anya, descubre por qué Giles se limpia tan a menudo las gafas: “¡Es para no ver lo que hacemos!” Y Giles no lo desmiente. Juajuajuá.

1 962
2 512