7X14 First Date



7X14 First Date


Written By: Jane Espenson

Directed By: David Grossman

Original on air UPN 11/02/2003




Resumen


por demonio


Xander y Buffy tienen una cita. Por suerte por separado. Bueno, quizás suerte no haya mucha, porque la cita de Xander resulta ser una demonio que quiere utilizar su sangre para reabrir el sello de la boca del infierno y dejar salir más turok -han. La de Buffy también es rarita, porque se ha citado para cenar con Mr. Perfecto, el director del instituto de Sunnydale.

La escena mejor del capítulo es sin duda el encuentro de Buffy mientras se arregla para salir, con Spike, que ha oído que tiene una cita. Cuántas cosa se dicen sin palabras, o pronunciando palabras que no importan. Pobre Spike intentando ser valiente y generoso y hacer como que no le duele que ella se cite con otro... y las miradas de Buffy como de costumbre no ofrecen duda. Hasta le dice que en realidad es que sospecha que Wood es malo, o algo extraño ocurre con él. Buffy terminará averiguando que se trata del hijo de la Cazadora de los setenta Nikki Wood. La que ese increíblemente sexy Spike punkarras vence y mata en el vagón de metro, en Fool for love. Robin Wood ha estado vengándola desde entonces, mientras a su modo lucha contra demonios y vampiros, y ahora parece que se ofrece a ayudar en lo que pueda.

Spike aparece (pobrín) en el restaurante interrumpiéndoles el postre y la cita, y salen todos a intentar salvar a Xander. Lo encuentran y hay una fuerte lucha contra la demonio, que es muy fuerte, y cuando Buffy la mata tenemos uno de los momentos más bonitos y sorprendentes de la temporada: haciendo caso omiso del pobre Xander medio destripado en el suelo, Buffy va corriendo a ver si está bien Spike. Sus manos se unen de nuevo, y todo esto lo ve el perfectísimo Wood, al que le queda claro que no tiene nada que hacer con Buffy aparte de intentar echar una mano en la batalla que se avecina.

En la casa Giles coge un gran cabreo cuando ve que todos pierden el tiempo en tonterías personales y citas con la que se les avecina. Al final del episodio un Spike aún inseguro y caloso dice que tiene que marcharse antes de que el primero lo utilice de nuevo, pero Buffy le pide que se quede. Por desgracia lo que debía haber sido una declaración sincera de Buffy se queda en nada. La cazadora es muy valiente con los vampiros, pero no con lo que siente.


Comentario

por Ehiztari


Pues hemos entrado ya en la parte de la séptima que me interesa más bien poco y este capítulo (y el siguiente) van en esa línea de bueeeeh pero psch. Así que ...recorrido rápido: Bien el comienzo con Giles presumiendo de su instinto y sus reflejos y Spike arremetiendo contra él porque Anya había dicho que era malo. Y el intercambio de sorpresas: “¿Pero se te puede tocar?” “¿Pero no te duele el chip?.” Y la posterior explicación en comandita entre Buffy y Spike sobre que “hubo que tomar” una decisión.

Interesante también la conversación entre Buffy y Giles en que se están configurando ya muy claramente sus dos posturas irreconciliables a propósito de Spike: la de Giles, la voz de la razón y la de Buffy, la del corazón, con la cazadora evasiva, pero firme en su confianza sin dudas hacia el vampiro que claramente ama, pese a que lo  niegue una y otra vez. (Por cierto, me recuerda muchísimo al enfrentamiento Giles-Willow al principio de la sexta cuando el Vigilante le recriminó a la bruja el uso indiscriminado de la magia. Allí Giles tenía razón y aquí se equivoca, pero en los dos casos la figura paterna, adulta y sensata, afronta a la primera rebelión de sus “niñas”; ambas rehuyen el enfrentamiento directo, pero ambas, cuando llegue el momento, impondrán su voluntad a la del Vigilante.

Del resto... Xander está gracioso. Patético, pero gracioso después de caer por enésima vez en los lazos seductores de una diabólica “mujer”. Cuando pide a Willlow que lo convierta en gay, está realmente divertido en su desesperación. Y genial Buffy al sugerirle que quizás entonces fuera acosado por demonios machos. Vuelve también a brillar Giles insistiendo en lo fuera de lugar de las bromas y las preocupaciones por citas intrascendentes.

La otra “primera cita”, la de Wood y Buffy, resuelve finalmente la identidad de Wood, anuncia su venganza por la muerte de Nikki y nos deja un par de escenas de Spike: la previa en que los dos enamorados –Buffy y Spike, of course- se animan mutuamente a rehacer sus vidas con otras personas; la de su inoportuna irrupción en el restaurante y su momento de intimidad cuando, tras la pelea, Buffy acude a interesarse por su estado, bajo la mirada de reojo de Wood, a quien, por ello, le toca encargarse de Xander. Con todo, más significativa es quizás otra escena anterior de Spike, en que Buffy no le deja marcharse, pese a los planes del Primero, “porque no está preparada para no tenerlo cerca”. ¡Anda, declaración elusiva y poco clara! Pero seguramente lo máximo que se puede esperar de Buffy. De hecho, Spike, decide quedarse, de lo que todos nos alegramos infinito.


1 500
2 606