2X06 Halloween




2X06 Halloween


Written by: Carl Ellsworth

Directed by: Bruce Seth Green

Original on air WB 27/10/1997




Resumen

por demonio


Estupendo y trepidante capítulo lleno de cosas interesantes... y de personajes más interesantes todavía! Reaparece Spike tras el batacazo de School hard, nada menos que pasándose una y otra vez películas filmadas a escondidas de la Cazadora (luchado, no en la bañera aunque creo que le gustaría más) y llega a la ciudad en las vísperas de Halloween un extraño vendedor de inocentes disfraces para la fiesta. Pero esto es Sunnydale, y pocas cosas son lo que parecen: Ethan Rayne resulta ser un brujo que por medio de sus disfraces hace que cada persona tome la personalidad de lo que lleva puesto. Y para más INRI, resulta también ser ex...amigo de Rupert Giles.

Esta es la primera vez en la serie que vislumbramos el oscuro pasado de Giles, y su presente más Ripper todavía (impresionantes esas patadas en el suelo a Ethan caído sin mover una ceja) y también es la primera vez que podemos estar más que seguros de que a Spike le ocurre algo con Buffy...

Las criaturas malignas no salen en Halloween, pero él si, sale a río revuelto a aprovechar para matar a la cazadora. Indefensa dentro de su disfraz de muchacha el siglo XVIII que se ha puesto con la peregrina intención de ser más atractiva para Angel, la Cazadora se ha convertido realmente en una chica de la época, que nunca ha visto un coche se desmaya a la menor de cambio. Willow se convierte en fantasma, y Xander en un aguerrido soldado... impresionante Cordelia que no se ha convertido en nada porque se ha alquilado el traje en un sitio de lujo, no como los pobretones de sus compañeros.

Spike acorrala a Buffy, Angel y sus amigos, y  cuando ya la tiene debajo  y está a punto de morderle, se entretiene contemplándola, dándole tiempo a reaccionar cuando Giles deshace el conjuro, y a darle una buena tunda. Spike huye apresuradamente, todo el mundo recuero sus vidas y hay un montón de niñitos que ya no son demonio y que hay que llevar a casa.

Giles regresa al día siguiente a la tienda de disfraces, está vacía y Ethan se ha marchado. Aunque, como un enamorado galante, le ha dejado la notita de "volveré".



Comentario

por Ehiztari


Aparece Ethan Rayne y nos dejan caer que en el pasado Giles igual no era tan aburrido, serio y responsable como ahora aparenta. El Destripador queda en la sombra pero, a mí al menos, me encantaría saber más de él. (Y de su relación con Ethan, ¿no os parece que se sugiere todo tipo de cosas turbias entre ellos?); Willow está indecisa entre qué disfraz  mostrar: hacerse notar con un agresivo traje de vampiresa u ocultarse bajo una sábana de fantasma. Al final opta por éste, pero por primera vez asumimos que igual la mosquita muerta puede darnos alguna sorpresa en el futuro. Como el deslumbramiento que produce en Oz cada vez que la ve (“¿Quién es esa chica?”); Buffy, pensando en lo que le gustaría a Angel, toma la apariencia de una dama de siglos pasados: preciosa, apocada y bastante estúpida, que se desmaya oportunamente cuando los monstruos se acercan y suplica si no hay algún hombre que pueda defenderla.

Al final del capítulo, Angel le confesará que no soportaba a las aburridas chicas de su época y no sabemos si es una galantería, pero desde luego nos gusta mucho más nuestra Buffy, siempre con la estaca a punto). El encargado de defenderlas a todas es Xander, bajo su eficaz disfraz de soldado. Un papel que él se toma muy en serio y al que, incluso, sacará partido en episodios posteriores. Cordelia, de felino sexy, es ella misma.  Otro personaje episódico que vemos por primera vez es Larry, el machote un tanto gilipollas que se mete con Xander.

Y luego está también Spike. Poco, pero irresistible. Sigue demostrando que es un demonio muy distinto a los habituales: “muy moderno”, aplica las nuevas tecnologías para vigilar a la cazadora (Por cierto, ¿no la “vigila” demasiado?). Muy enamorado, su breve escena con Dru nos enamora también, por guapo y dedicado a su “princesa” que, para cualquiera que no sea él, sigue como una cabra. Muy peligroso, porque es el único demonio que “sale” en Halloween y saca partido del caos imperante. Por eso está a punto de acabar con la cazadora: la tenía al alcance de su colmillo, justo en el momento en que Giles acaba con el hechizo y la tímida princesita deja paso otra vez a la cazadora que le da una soberana paliza.



1 7
2 794