2X16 Bewitched, Bothered & Bewildered




2X16 Bewitched, Bothered and Bewildered


Written by: Marti Noxon

Directed by: James A. Contner

Original on air WB 10/02/1998




Resumen

por demonio


Cordelia decide cortar su relación "secreta" con Xander por el estúpido motivo de que los gilipollas del instituto se ríen de ella por estar con el chico.  Y lo planta la noche de San Valentín, ni más ni menos. Xander recurre a May, la bruja, para que le haga un conjuro para que Cordelia vuelva a quererlo... y le sale un tanto mal. Todas las mujeres con las que se cruza caen rendidas a sus pies, llegando incluso a la violencia para conseguirlo. Un capítulo divertido, sobre todo por la situación cada vez más embarazosa, y más peligrosa, y la violencia con la que ya las mujeres enamoradas atacan la casa de Buffy para estar con Xander.

Por supuesto, los vampiros también celebran San Valentín: Spike tiene que tragarse de nuevo la humillación e impotencia frente a un Angelus que no desaprovecha ocasión para hacerlo de menos. pone con sus manos el collar que Spike ha traído para Drusilla en el cuello de la vampiro, y eclipsa totalmente su romántico regalo entregándole un corazón aún caliente. Spike lo pincha como puede preguntando cuándo va a matar a la Cazadora, y Angelus dice que pronto, pero siguiendo su método de tortura mental antes de matarla, claro.

El capítulo tiene una escena para olvidar, absolutamente repugnante,  la escena de Buffy en plan putilla barata de peli porno (Marti Noxon cada vez hace más imbecilidades y eso que aún estamos en la segunda temporada) y lo mejor sin duda, Joyce besándole la nuca al chaval acojonado, o ¡Drusilla! que mujer al fin y al cabo también cae presa del hechizo y salva a Xander de que lo mate Angelus.



Comentario

por Ehiztari


Cordelia descubre que es el hazmerreír del grupo de Harmony, el grupo donde antes ella era reina, a causa de su noviazgo con Xander (¿Qué esperabas, bonita). Como no puede soportarlo, decide romper con Xander, precisamente el día de San Valentín y después de un bonito regalo de él. Xander, que tampoco puede soportarlo, acude a Amy la Bruja en busca de un conjuro de amor y Amy, que parece ser aún una bruja novata, consigue que se enamoren de Xander todas las mujeres, menos precisamente Cordy, a la que, a su pesar, inmuniza contra el hechizo. Y a los pies de Xander van cayendo una detrás de otra todas las mujeres de la serie, empezando por Buffy que le ofrece un streaptease de lo más sugerente, interrumpido por Amy, también enamorada que convierte en rata a la cazadora para quitarse una rival; siguiendo por Jenny Calendar, que se olvida repentinamente de Giles; Por supuesto, la despechada Willow que, encabeza a las dispuestas al crimen pasional. Cuando Xander, se refugia con Cordy de la horda de enloquecidas perseguidoras en casa de Buffy, descubrirá que tampoco Joyce es inmune a sus encantos. Ni siquiera... ¡Dru!

Poco más, salvo LA escena, no sólo del capítulo, sino una de las mejores de la temporada. San Valentín entre los vampiros. Spike le regala un collar a Drusilla. Cuando ella dice que es precioso y Spike afirma que sólo quiere lo mejor para su chica, llega Angel superando la puja: un corazón “aún calentito”. Cómo se miran los dos vampiros. Cuánta sorna en Angel y cuánto odio y frustración en Spike. Cuando Angel le coloca el collar a Dru, Spike se opone, pero ya Angel, con fingida cara de lástima, lo ha hecho. Y luego, el refinamiento en la crueldad, con su voz comedida y falsamente conmiserativa: “Dru está contigo por lástima. Pero es mejor cuando las cosas se las hago yo”. Saltan chispas entre los dos. Sin levantar la voz, sin un golpe, ni un insulto ni un grito. Qué cantidad de odio y de dolor puede poner Spike en su mirada. Y cómo Angelus puede ganarse hasta el último átomo de ese odio.

1 563
2 592