3X08 Lovers Walk










3X08 Lovers Walk


Written by: Dan Vebber
Directed by: David Semel
Original on air WB 24/11/1998

 


Resumen


    
 Capítulo IMPRESCINDIBLE y uno de los mejores e la temporada, y la única visita que hace el vampiro rubio a Sunnydale. Es un episodio genial, divertidísimo, tierno, triste, amargo, lleno de acción, de desgracias y momentos memorables, y sobre todo lleno de un Spike desatado, borracho, hiperactivo, fuera de control, encantador y desgraciado que pasa por la ciudad de los doce cementerios y por las vidas de los scoobies como un verdadero huracán.

    Llega triste y deprimido, sumido en la desesperación porque Drusilla ha vuelto a abandonarlo, increíblemente borracho, y secuestra nada menos que a Willow para que le haga un conjuro que atraiga de nuevo a la vampira a su lado. Tras múltiples desmanes, desastres y alucinantes momentos como la taza de chocolate que le pone Joyce mientras él le cuenta las penas (se las va contando a todo el mundo al parecer) o verlo "aliarse" temporalmente con Angel y Buffy para conseguir más ingredientes para el conjuro, Spike abandona la ciudad alegre, feliz y determinado a reconquistar a Dru torturándola hasta que lo ame de nuevo.
Y tras de él deja a todas las parejas de la serie destrozadas, y a todos los personajes hundidos en la mas absoluta miseria: Oz y Cordelia han pillado a Willow y Xander besándose en la vieja fábrica, y Buffy se da cuenta de que no puede engañarse a sí misma (ni curiosamente, a Spike) y que no puede seguir viéndose con Angel.

    Apuntar aquí que en monólogo "Nunca seréis amigos" donde se declara esclavo del amor (Love´s bitch) de la tienda de magia es el que le valió a Spike billete de vuelta para la cuarta temporada, y quedarse como personaje fijo en la serie.

    Y me encanta el final del capítulo: ¡Maravilloso ver cantar My Way de los Pistols a Spike a grito pelado mientras conduce marchándose de Sunnydale!

 

Comentario

por Ehiztari 
    ¿Por qué en un capítulo tan divertido, en el que hacemos tantas risas, acabamos tan tan tristes? ¿Cosas de Whedon? ¿O cosas de la vida? El paseo de los amantes. Por ese paseo transitan todas las parejas de la serie. Las enamoradas parejas de la serie: Oz y Willow, Xander y Cordelia y (los “amigos”) Buffy y Angel. Parece que todo va bien en la crónica rosa de Sunnydale. Hasta que aparece un “idiota”, despreciable y patético, que mezcla los instintos asesinos con el escozor de los cuernos y, sobre todo, con la pérdida angustiosa de lo que cree el único sentido de su no-vida, todo ello aliñado con una cogorza tamaño familiar. Él pondrá la existencia de nuestros felices chicos patas arriba, y luego se irá revigorizado cantando a grito pelao My way, mientras tras sí sólo deja escombros, como al paso de un huracán. Entre el principio y el final del episodio todo ha cambiado radicalmente: las inicialmente felices parejas se han roto y el inicialmente roto Spike ha recompuesto su vida encontrándole un objetivo: recuperar a Dru. (En la siguiente temporada sabremos que ni siquiera esa parte tuvo final feliz).          

   Del capítulo me gusta, obviously, la reaparición del rubio. Desde luego este chico sí que sabe entrar y salir de una serie. Está Cordelia "animando" a Buffy porque sus brillantes notas le permitirán acceder a cualquier universidad y le dice: "Así puedes irte y no volver nunca más". Ante la cara estupefacta de los otros, explica: "Irse de Sunnydale es una cosa buena. ¿Qué idiota querría volver a un sitio como éste? Y el siguiente plano es un remake perfecto (y degradado) de la llegada de Spike en la temporada anterior: atropella al pobre letrero de bienvenida a la ciudad, dice lo de "Home, sweet home" y a continuación, en vez de bajar del coche, se estampa contra el suelo a causa de su evidente cercanía al coma etílico.

   El resto de las escenas de Spike en este capítulo creo que nos las sabemos todos de memoria: espiando a Angel, murmurando entre dientes contra él, despertándose de mañana a punto de arder, amedrentando a Willow y pasando sin solución de continuidad a llorar sobre su hombro, la visita a Joyce, la pelea contra los vampiros y su revancha por decirle que es un blando, por supuesto cómo les dice a Angel y Buffy que ellos no pueden ser amigos,...
   Nos lo sabemos todos, pero es difícil no reincidir. Especialmente me gusta la dinámica entre los tres vampiros, sobre todo entre Buffy y Spike, que empiezan su relación tal como será después, lanzándose pullas, diciéndose que se odian...Me gusta la pelea final que, además de ser muy dinámica y vistosa, creo que es algo que no se ha visto ninguna otra vez en la serie: Angel, Buffy y Spike aliados contra otros demonios. Muy estimulante.   Me gustan Joyce y Spike, por supuesto. Joyce prohibiendo la entrada al vampiro bueno, mientras ofrece bombones y consuela las penas de amor del vampiro malo. Si es que a Joyce le pierde el cariño maternal por Spike. Y él se deja querer, claro. Es lo único que Spike siempre ha buscado: ser querido.   Me gusta también Willow. Adorable con la brujita de caramelo, agobiada por la sensación (justificada) de culpabilidad, asustada con Spike (con el jersey rosa que luego Spike le recordará para animarla porque no se considera atractiva, en la escena del “gatillazo” de la cuarta temporada)  La Cordelia chispeante y confiada del principio. La serenidad amarga de Cordelia al final. La mesurada reacción de Oz.  Parece que me falta decir que me ha gustado Xander, pero no es ningún olvido. Su personaje me resulta cada vez más desagradable.
 
   Y cosas que me dejan un tanto...¿No se han pasado un poco con Spike? ¿El personaje iba a ser cómico? En la segunda temporada no lo era. Al menos no tanto. A lo mejor esos fueron los planes, pero parlamentos tan vibrantes como el del amor y la amistad que nunca tendrán Angel y Buffy, parece que no cuadran mucho con esa caracterización de personaje risible que parece tener en este capítulo. Leí que fue ese parlamento precisamente el que decidió a Whedon y cía a incorporarlo como habitual de la serie. Desde luego, James Marsters ahí lo borda. ¿Pero no os parece que "la puta del amor", el "fool for love", (el "idiota", en definitiva de Cordelia) choca un poco con este personaje que aquí es objeto de burla? (Igual no es tan objeto de burla. Igual yo estoy pensando en la maravilla que después llegó a ser y aquí eso no era ni siquiera un proyecto. Rectifico. No lo era, fijo. Porque a estas alturas, lo lógico es que Spike se hubiera vuelto a Brasil en busca de Dru y no hubiera reaparecido, salvo, quizá, en algún episodio puntual)

   También Angel me parece que está fuera de tono, tan tristón que parece que le falta alma. A Boreanaz le van mejor su personaje malvado o su personaje cabreado, pero cuando “sólo” es el héroe que sufre en silencio… resulta tan inexpresivo como una pared de hormigón. Y como dijo no sé quién, cuando van los tres (Buffy, Spike y Angel), incluso parece que está de sobra y la escena se la llevan de calle Buffy y Spike con sus piques, sus insultos... y su química.

   Y me gusta mucho también el que Spike arremeta contra Angel a la menor oportunidad, incluso cuando el vampiro moreno ni siquiera le ve. Nos demuestra que efectivamente hay mucha historia pasad entre estos dos, muchas cuentas pendientes, seguramente más que las de la segunda temporada  y eso hace volar mi imaginación...
 
1 578
2 788