Buffy

 

 

Buffy

Buffy Anne Summers es en apariencia una chica normal de California, rubia y preocupada por las tonterías propias de su corta edad. Pero esconde un oscuro secreto: también es la Elegida, la Cazavampiros, y ocupa casi todo su tiempo en la lucha contra vampiros y demonios para proteger al mundo. Heredera del poder de todo un linaje de Cazadoras, Buffy a lo largo de la serie lucha, crece, madura, se equivoca y sigue adelante convirtiéndose en toda una heroína. Defensora de los suyos por encima e todo, capaz de enamorarse y de sufrir, nunca renuncia a la humanidad ni cuando se le ofrece tener más poder en la séptima temporada. Buffy se distingue de las demás cazadoras anteriores sobre todo por este estar arropada por familia y amigos, no quiere estar sola y los que la rodean son su agarre al mundo. Tiene una madre, Joyce, una figura paterna en su Vigilante Giles que también la quiere más allá de lo que exigen sus deberes, amigos, Willow y Xander, a partir de la quinta temporada una hermana-hija a la que cuidar y proteger, Dawn,

Por encima de todo busca el amor, como cualquier joven de su edad: en la serie tiene tres relaciones importantes. La primera Angel, un poco cogida por los pelos pero indiscutible relación de amor, que termina atrozmente a la mañana siguiente de su primera noche de sexo: Angel pierde el alma y vuelve como Angelus, al que Buffy terminará teniendo que matar. Su siguiente pareja es Riley, un chico sencillo y noble, de apariencia normal, que resulta ser uno de los integrantes de la Iniciativa. Buffy nunca llega a amarlo, él desde luego no cree que lo quiera y termina alejándose de ella.

La tercera y definitiva es Spike. Enamorado hasta las cachas de la Cazadora, el vampiro y antiguo enemigo de Buffy le declara su amor (de manera bastante desastrosa) en la quinta temporada, pero será en la sexta cuando Buffy y él se enreden en una relación eminentemente sexual sucia, oscura  y e apariencia malsana. Pero todo esto es por parte de Buffy, que negándose que lo quiere, y negándole a él humanidad y sentimientos y capacidad de amor (que indiscutiblemente la tiene) lo maltrata y humilla de manera muy cruel,  llegando a sus niveles más bajos como persona en la serie. Posteriormente en la séptima temporada, Buffy ha cambiado, madurado, es toda una mujer y su comportamiento hacia Spike es protector y responsable: le dice que lo ama, en el último momento en el que están juntos, justo antes de que él muera en la Hellmouth sacrificándose heroicamente.

Buffy es un personaje simpático, con momentos cómicos muy buenos, positivo y  siempre dispuesto a seguir adelante y a ayudar a quien lo necesite. Carente de la oscuridad de Angel en su papel de héroe, preocupada por las cosas normales y mundanas, y como ya hemos dicho por encima de todo preocupada por los suyos., también es bastante cabezota y expresa muy poco sus sentimientos reales, quizás todo esto desde la muerte de Angel.  Tiene que asumir el papel de adulta desde muy joven, lo que la marca como persona, y en la quinta temporada se sacrifica para cerrar la puerta a otra dimensiones que amenazaba con acabar con el mundo. Regresa llena de amargura y tristeza a un mundo que le parece duro, horrible y frío porque ella había estado en un buen lugar, y tarda toda la sexta temporada en volver a ser ella misma moralmente. En la séptima es el único personaje, junto con Spike que no parece perdido y desdibujado, sino que la vemos más heroína que nunca, valiente, arrojada y siempre dispuesta a luchar por lo que quiere. La última vez que sabemos de Buffy es en el final de Chosen, cuando tras haber cerrado Spike la Boca del Infierno, la vemos decir su nombre, mirar el vacío donde estuvo Sunnydale y sonreír, con esperanza y quizás con orgullo.

 

Galería de mágenes