Ethan Rayne

 

 

Ethan Rayne

 

 

Ethan Rayne hace su aparición en el capítulo  Halloween de la segunda temporada. es uno de esos personajes de malo "recurrente" que aparece de tanto en tanto en la serie, y bien sea por el carisma del actor que lo interpreta, bien por los guiones o las relaciones que parece establecer con los demás personajes, siempre saben a poco. Amigo o compañero de fechorías de un Giles más joven y muchísimo más oscuro, cada vez que Ethan sale en un capítulo acabamos enterándonos de cosas de Giles que quizás nadie debería haber sabido. Sus escarceos con la magia negra, posiblemente con las drogas y el alcohol... con demonios aterradores, como en Dark Age  . O una juventud de macarra impresentable capaz de atracar una tienda, golpear a un policía y tirarse a su ligue en el capó del coche de patrulla, como en Band Candy. El caso es que cada vez que Ethan aparece y desvela otro trocito del oscuro pasado de Giles,  no podemos olvidar que él estuvo a su lado y lo conoce bien. Hasta qué punto...es materia de fanfics. Pero mucho, más que ninguno de los personajes con los que se relaciona en el presente, eso seguro.

Brujo profesional que tan pronto  se vende al mejor postor como actúa por sus propios deseos, Ethan aparece en carios capítulos de la segunda a la cuarta, armando el caos por donde pasa, y poniendo en peligro a Buffy, a Giles y a todo el que se cruce en su camino. Siempre atildado, cobarde que sale huyendo a la menor oportunidad, mentiroso y con buena vis cómica, Ethan es un personaje fascinante, que sabe a poco en la serie a mi parecer. Su relación con Giles podría haber dado muchísimo más juego todavía del que da.

Ethan Rayne es visto por última vez en la cuarta temporada de Buffy, al final de A New man. Por supuesto había ido a Sunnydale a ver a su amigo Giles. Bueno, a transformarlo en demonio feoral tras un par de puñetazos y una larga noche de confidencias, cervezas y  whisky. Se lo llevan los soldados de la Iniciativa y no volvemos a saber de él.  Espero de corazón que lograra escapar.